31 de diciembre de 2008

Recuento de vuelos inspirados

En el último día del año me puse a revisar lo que escribí durante el 2008 y me pareció un saludable ejercicio listar los vuelos que, según yo (y nadie más que yo), realicé con un alto grado de inspiración (aunque esto no quiera decir que el producto final haya sido una maravilla).

Diecisiete de cincuenta y tres entradas fueron las seleccionadas. Cabe aclarar que son las que más me han gustado al leerlas en retrospectiva (quizás por eso escogí casi todas las de diciembre), no he considerado el número o tipo de comentarios, ni alguna estadística de visitas, sólo mi gusto personal. En orden de fecha de publicación:

  1. Julio y la obsidiana (30 de enero)
  2. Preludio a un fuego endémico (2 de febrero)
  3. ¿No te ha pasado? (6 de febrero)
  4. ¿No te ha pasado? Un vuelo al Circo del Sol (1 de marzo)
  5. En este juego inédito (12 de marzo)
  6. Un extraño personaje que lo cambia todo (17 de abril)
  7. Rita en la silla plástica (26 de abril, y sus secuelas hasta la 4)
  8. Huye (5 de junio)
  9. Quiero hablar más (14 de junio)
  10. Sólo se transforman (15 de julio)
  11. Onírico (11 de agosto)
  12. A quién (20 de septiembre)
  13. Dígame usted ¿por qué no comenta? (3 de diciembre)
  14. Nos hemos dado un tiempo (10 de diciembre)
  15. Pónme la luna a cuestas (23 de diciembre)
  16. Navidad (27 de diciembre)
  17. Hay noches (28 de diciembre)

Y releyendo puedo concluir, a poco más de 12 horas de iniciar un nuevo vuelo alrededor del sol, que 2008 fue genial, lleno de experiencias que me llevaron de lo sublime a lo ridículo y del éxtasis a la depresión, saturado de vida, impregnado de diversidad y universidad, enriquecido con metas cumplidas y amilanado con las que no quise cumplir, inyectado de desafíos, amores, decisiones, reencuentros y encuentros nuevos.

Gracias a cada persona que aportó algo a mi vida en estos doce meses, a los compañeros de trabajo que ya son amigos, a los amigos siempre cercanos y dispuestos, a los amigos que están lejos, a los conocidos cuya opinión me es incierta, a mi familia que me llena de certeza, a ti que me has leído, a ti que me has besado, a quien me la mentó desde su vehículo, a quien me prestó un servicio, a quien me permitió servirle, a la comunidad del software libre (que incluye muchos de los dos anteriores)... Gracias por llenar el 2008 y mis deseos más sinceros de que en 2009 nos permitamos vivir mejor y más intensamente.

Dejo un abrazo global y un beso muy particular.

28 de diciembre de 2008

Hay noches

Hay noches en que no me parezco al somnoliento ente que llega a su casa como despojo humano después de la jornada laboral. Noches en las que cruzo el portal de mi habitáculo sin ser invadido por el cansancio y el somnífero efecto del silencio y la televisión diciendo estupideces al final de la cena.

En esos espacios nocturnos, esporádicos como las visitas al cine, me descubro en medio de un crucero con su sinfín de caminos posibles e imposibles, una gama de opciones tentadoras que me llaman todas al unísono, me ofrecen sus mejores viandas, sus más finos placeres y sus más altos objetivos, sus armonías hiper-hipnóticas y sus cielos diáfanos con estrellas formadas caprichosamente como para entretener a la humanidad entera.

Y son tantas y tan tontas las tentadoras opciones que como tentáculos me inmovilizan tanteando cada una de mis tentaciones escritas con el tintero que una vez intenté tontamente ignorar.

Ninguna opción se realiza, ninguna mueve mi voluntad ni para destruirme ni para seguirme construyendo; ni para sanarme, ni para asesinarme de una vez por todas. Me quedo a medias de todo, escribiendo estas líneas necias sin un destinatario más evidente que el que veo en el espejo cada mañana, envejeciendo sin sentido y me reconozco pero no me acepto como uno más de los tantos que miran su reflejo y se reconocen pero no se aceptan.

Y queman tan quedo que cada manta queda intacta de quemaduras, queman tantas y son tan tontas tentaciones, que maduras... Y quedo en un silencio quedo.

Hay noches que sueño sin dormir, me embriago sin beber, vuelo sin fumar aunque esto último sea irrelevante porque siempre vuelo sin fumar... Hay noches que emprendo la salvación de mi mundo, y me convierto en héroe de armario, noches en que me convenzo de que tarde o temprano terminaré lo que pensé, aunque nunca lo haya empezado, noches que devastan mi ruina monótona y ácida y me transportan al encanto melancólico de mi prosperidad rutinaria y abrasiva.

Y te recuerdo... Contigo estoy tan cuerdo, que ni me acuerdo de las cuerdas que me sujetan a mis acuerdos... Y tú me quitas la cordura para estar en desacuerdo con los cuerdos.

Hay noches sumergibles y noches como ésta en las que me sumerjo sin tanque de oxígeno y me encuentro conmigo pero no tengo nada que decirme, o me digo sin poder escucharme, o me escucho sin ser capaz de responderme. Hay noches que parecen infinitas como para devorarse todos los mundos virtuales en el transcurso de su eternidad y fugaces como para siquiera comenzar a mirarles de reojo.

Esta oscuridad es tan luminosa que pone todo en claro: La Coca-Cola del cine tiene efectos secundarios.

27 de diciembre de 2008

Navidad

Escribo a dos días de la gran celebración del nacimiento de aquél que fue nombrado Jesucristo. Me di este tiempo para que resultara más sencillo dejar de lado los clichés que se contagian en estas épocas y que, aunque me parecen válidos, me resultaban inapropiados para lo que quiero decir.

Vamos a escuchar "Canción de Navidad" del Silvio mientras "masticamos" lo que sigue






Han pasado por mi mente muchos argumentos para criticar al comercio, al consumismo, a la mercadotecnia, a la cultura yanqui, a las instituciones religiosas y las actitudes en las que todos hemos caído respecto a la Navidad... Pero ya no pretendo escribir aquí todo lo sociológico, antropológico, económico, legal o teológico que pudiera decir al respecto.

Voy aprendiendo, de corazón, que Navidad es un recordatorio: El Amor se puede hacer presente aún en la noche más fría, en el parto más doloroso y complicado, en el lugar menos apropiado, en medio de la pobreza, en cualquier situación adversa, pero se hace presente siempre que alguien le deja entrar... Y ese Amor es capaz de cambiar el curso de la historia si uno sólo de sus actores lo vive intensamente.

¿Hace cuántas décadas que hemos ido silenciando ese recordatorio? Lo silenciamos con compras compulsivas, con ídolos rojos y barbudos, ídolos con cuernos y narices luminosas que asaltan nuestras casas y vociferan en las películas que sin regalos no hay Navidad (¿?)... Y también lo silenciamos con ritualismos religiosos que terminan escondiendo la esencia en las entrañas de las formas, olvidando el beso al anciano, al huérfano o al que es diferente porque el beso a un muñeco vestido de "Niño Dios" nos calma la conciencia (¿?).

Mi deseo en estas fechas es que nos demos una oportunidad de Ser Navidad, ser recordatorios vivos de que el Amor se puede hacer presente entre nosotros, y no sustituirse por algo comprado en una tienda departamental o por una hipócrita presencia en el templo. Deseo que en nuestras vidas haya fraternidad, solidaridad, perdón, abrazos, besos, discusiones constructivas, apertura, aceptación de la diferencia, acuerdos, cuidados... Todo eso está en nuestras manos, el dinero no lo está, la salud menos de lo que quisiéramos, pero el Amor, ése sí depende de nosotros.

Abrazos, besos y apapachos a todas las personas que hayan leído hasta aquí ;-)

23 de diciembre de 2008

Pónme la luna a cuestas


[Imagen tomada de la Galería de Reaper Stinky]

Déjame ver
al cielo y el mar
juntarse los dos
en el lejano horizonte

Quiero sentir
el frío de la lluvia
el silencio de un puerto
escuchando a las musas

Y después de vivir
después de sufrir
házme lo que quieras
pónme la luna a cuestas
y no dejes que la brisa llegue a mí

Y antes de morir
de descansar de no vivir
déjame vestirme
con los rayos del sol
y poder "abrasarte" con mi amor

Hoy quiero hablar de los sentidos en exposición
de una fracción de vida que se hace una explosión
hoy escucharé el rugido de otro ser
que viene a apoderarse de algún alma con sed

Y después de vivir...

Déjame ver, quiero sentir
deseo vivir, hoy no he de morir
Déjame oír, y lo escucharé...

----------------------------------------------------------
Ya había publicado esto en otro espacio que desaparecí al iniciar este blog. Con la lunota que tuvimos este mes me acordé y quise que formara parte de "A volar".

Este "vuelo" ocurrió originalmente entre mis 16 y 18 años (sin fumar ya que nunca he sido fumador de nada). Por aquellos días escribí varias cosas inspirado principalmente en lo que fue Caifanes y en el gusto por la fantasía. Para este caso, Loco (Rudy) y yo le pusimos música y quedó "chida" jejeje (quizás me anime a grabarla y adjuntarla a esta entrada)...

Alguna vez tuvimos la osadía de "ejecutarla" en reuniones del grupo de teatro del "Centro de Estudios Cristóbal Colón" ¿se acordará alguien?

10 de diciembre de 2008

Nos hemos dado un tiempo

No quedó más remedio que aceptar que mi descuido trajo sus consecuencias. Aquél ocho de diciembre se me iría de las manos, caería como en un abismo del que no se sale sin daño. Lo intenté todo pero ya era tarde, ella no volvió a ser la misma y yo me sentí desfallecer al vislumbrar el panorama que se abría ante mis ojos: No se sabe lo que se tiene hasta privarse de ello.

Esa noche no fue sencillo dormir, pensé en miles de formas de reparar el daño, la desesperación me llevó incluso a la búsqueda de otras posibilidades que me ayudaran a renunciar por completo a ella, pero fue inútil, tuve que aceptar que me encontraba ante una tragedia elaborada por mí, iniciada con una inconsciente pero creciente dependencia hacia ella y complementada con aquél descuido casi fatal que me llevó a hacerle tanto daño. El que no me gusten o no esté de acuerdo con las dependencias, no significa que esté a salvo de ellas y ahora lo compruebo... En su ausencia me siento desorientado, incompleto, nervioso, aburrido y hasta ignorante.

A fin de cuentas no podía postergarse más, así que nos hemos dado un tiempo (que dicen que lo cura todo); nos hemos dado un espacio y ella se ha ido lejos, para ser vista por otros ojos y tocada por otras manos, un lapso que parecerá eterno pero que ahora mismo resulta esperanzador... Quizás ella vuelva para seguir siendo la misma, entonces la recibiré y seré más cuidadoso que nunca porque, a fin de cuentas, es mía... Mi Palm©.

7 de diciembre de 2008

Rita en la silla plástica (5)

[ Leer antes: Cap. 1 - Cap. 2 - Cap. 3 - Cap. 4]

La destreza de Rita para trazar sus dibujos era casi mágica. parecía mirar hacia un punto infinitamente más lejano que el de el papel mismo donde aparecían líneas, sombras, escenarios del interior de un gran navío que se recreaban gracias al frenético vaivén del lápiz en manos de ella.

El invasor se abandonó al recorrido visual que le ofrecían aquellas viñetas fugaces, se internó en aquél laberinto flotante, se olvidó de la tormenta y los ruidosos truenos fueron transformados en simples ronroneos en medio de la ensoñación que se dibujaba al carbón ante sus ojos y le prometía el encuentro de aquél tesoro oculto y hundido junto con el buque de su difunto capitán, del padre de Rita.

Aquella mole intrusiva ya tenía un plan: una vez que Rita concluyera su obsesiva labor, él le arrebataría la historieta para usarla como mapa dentro del buque. Esto le resultaba necesario ya que el navío era de dimensiones extraordinarias y las posibilidades de hallar aquél misterio tan valioso sin un mapa, debajo del agua, en aquél laberinto y con un equipo de exploración submarina tan limitado como el que había podido robarse, eran de risa.

Rita seguía dibujando como encantada por un hechizo. Siempre le había gustado dibujar durante días para mostrarle a su padre las experiencias que había vivido durante su ausencia. De esta manera le contaba sobre la escuela, el vecindario, el parque, el mercado y muchos otros lugares que visitaba con su mamá o con sus pocos amigos. Esa habilidad se convirtió para Rita en un ancla con su pasado, un portal hacia tiempos más felices, cuando su padre aún llegaba a disfrutar de sus dibujos.

3 de diciembre de 2008

Dígame usted ¿por qué no comenta?

Si ya se detuvo unos segundos de su valiosa existencia en este humilde espacio de expresión, ¿qué le cuesta decirme si alguno de mis hijos (léase entradas o "posts") le gusta, le disgusta, le hace hervir la sangre o algún otro elemento hervible de su cuerpo, le da dolor de cabeza, le causa cólicos, le trae recuerdos, le despierta una fobia, le da hueva, le jode el día, le roba una sonrisa, le causa una erección, le da cosquillas, le inquieta, le preocupa, le sirve, le cura una vieja herida, le invita a no volverse a acercar a un blog en su vida, le exprime una lágrima, le causa comezón, le marea, le inspira, le asusta, le pone en trance, le desvela, le saca hongos en los pies... ? ¿Qué le cuesta eh?

Ah, ¿que no sabe cómo? ¿que ni siquiera sabía que se podía? Abajito de cada "post" hay un enlace (esos textos a los que se les hace "clic") que dice "comentarios ¿y el tuyo?". Le invito a practicar con esta entrada, baje unos centímetros su vista y ubique la "flechita" encima del texto mencionado, haga clic y escriba algo como "No estés chingando, ¿no tienes algo más interesante que escribir?"

20 de noviembre de 2008

Lo que el bloqueo nos escondió

Comienzo a escribir quizás sin suficientes referencias, quizás con demasiado cansancio para buscarlas ahora, pero inicio con una idea que se ha ido añejando desde hace años y hoy está ya fermentada y sus licores se me escurren presurosos.

El bloqueo económico impuesto por Estados Unidos a Cuba puede explicarse, atacarse y defenderse con una infinidad de matices. El que hoy elijo es el matiz musical, lo escojo para atacar la ceguera política que ha secuestrado la humana cualidad de enriquecernos gracias a la diversidad.

En el verano de 2006 fui a Cuba por tercera ocasión y Juan (un escolapio mexicano) me recomendó "Buena Fe", un dúo de música Pop-Rock-Caribeña con letras que sólo puedo definir como representativas del arte pos-revolucionario, pos-bloqueo, pos-moderno de la Isla... Una clara e irreverente evolución de la nueva trova cubana que alude a la poesía como no se hacía desde Bendetti y a la música como nunca había escuchado antes en una propuesta latina.

Buena Fe produjo su primer álbum ("Déjame Entrar") en 2001, al parecer sí llegó a México unos años después (me dijeron en Mix-Up que fue el único y que ya no tenían en existencia). Poniéndome paranoico, encuentro relación entre esas fechas y la temporada en la que, gracias a la "brillante" diplomacia del gobierno foxista, las relaciones con Cuba estaban tan lejanas como cercanas pretendían estar con Estados Unidos. El caso es que ni ese primer álbum (que ya era muy bueno), ni los siguientes (que mejoraron) se han escuchado en la radio mexicana, y los últimos ni se han ofrecido al público. Claro, razones puede haber muchas, incluidas una mala mercadotecnia de los representantes... ¡Pero la productora es la misma que comercializa a Juan Formell y los Van Van! (y ésos sí se oyen por acá).

También puede suceder que se enfrenten a fuego amigo. Me da la impresión de que a los Señores de la "Nueva" Trova les ha invadido un recelo por el talento y novedad de este par, además de cierta preocupación por las fuertes críticas incluidas en las letras del dúo que son pedradas lanzadas al aire y caen encima de socialistas, capitalistas, liberales y conservadores.

Vaya, que por desgracia necesitamos una casualidad para descubrir nuevas propuestas que le apuesten a la profundidad en el debate de las ideas y la condición humana, sin renunciar a comentar en "ultraversos" las alegrías y tristezas que se generan en los gestos más simples, acompañando todo esto con una diversidad musical que resulta, por lo menos, deleitante.


Sugiero visitar el sitio de Buena Fe, y degustar los siguientes títulos en la sección "Discografía" (son fragmentos con calidad de audio disminuida, acompañados de sus respectivas letras):
  • Arsenal - Arsenal
  • Arsenal - Intimidad
  • Arsenal - Nunca digas nunca
  • Arsenal - Propuesta
  • Corazonero - Por si las moscas
  • Presagios - Quién es
  • Presagios - Nalgas
  • Presagios - El eco de las Plazas
De la última de la lista, extraigo el siguiente fragmento que me sabe a pedrada para el Silvio y el Pablo:
Paradigmas son esos cantores
más genuinos
Que entre palos nos parieron,
arte revolucionario
Cantáronle a los pobres y a sus
sueños más divinos
Y los pobres, kilo a kilo,
los volvieron millonarios.
Y la pasión me arrastra a
sumarme a los torrentes
Donde mi trova ligera y algo
abstemia no se traba.
Éste es uno de los casos en los que me decido a comprar la discografía original porque el artista lo merece... Además, la producción material es agradable y nada tacaña, tres de sus álbumes traen estuche en formato de tríptico y todos traen su librito con buenos acabados y las letras completas. Lo triste es que tuve que esperar dos años para volver a Cuba y adquirirlos (uno de ellos me lo envió de regalo Maryángeles hace poco).

En honor a Buena Fe, comparto algo de ellos en Radio Pelícano:










13 de noviembre de 2008

¿Novio fugitivo?

Este año ocurrió: todo el círculo más cercano de amigos míos terminó de casarse. Las bodas más notables para mí, por los años de amistad y cercanía, fueron la de Josh con Gloria (julio) y la de Rudy con Liz (octubre) (disculpas por las fotos, aún no he podido comprar una cámara decente).

Dos amigos entrañables con quienes viví salidas de pinta, intentos de borrachera, bohemias que comenzaban en la tarde y terminaban en la madrugada, retiros espirituales, campamentos, serenatas, obras de teatro, disputas por alguna dama, empresas... Miles de experiencias que comenzaron desde la primaria en el caso de Rudy y la secundaria en el de Josh. Ambas bodas me llenaron de felicidad, me contagiaron de plenitud y hasta me atacaron con cierta nostalgia.

Hace años, llegué a pensar que yo sería de los primeros en casarme y a la fecha me he convertido en uno de los últimos solteros no sólo de mi círculo más cercano, sino de mi generación escolarmente hablando.

Algunas personas podrían pensar que esto se debe al miedo al compromiso, inmadurez, levedad del ser y quién sabe qué otros términos psico- y socio- patológicos... Mi opinión es irrelevante, porque simplemente no me he casado y, por tanto, no soy una autoridad en el tema.

Lo que me ha venido a la mente respecto al matrimonio ha variado tanto como puede ser posible, yendo desde un respeto absoluto que raya en el culto de lejitos, hasta una irreverencia total que se convierte en una invitación a probar de cerquita.

Aunque me he declarado política e ideológicamente liberal, reconozco que en el plano más personal tengo mucho de conservador y no he podido abandonar el sueño de darle continuidad a la historia familiar que me antecede y me ha convertido en lo que soy... Modestia a parte, me gusta lo que soy, me gusta mi familia (abuelos, papás, tíos, primos que son como los hermanos que no tengo).

¿Para dónde va todo esto? Para dejar una incógnita abierta, una fecha sorpresa que se extienda indefinidamente en un plazo desconocido quizás hasta para mí, pero propuesto desde mi corazón que abre seriamente esa gran posibilidad que cualquier lector pueda estar imaginando, esa posibilidad que se va concretando desde hace casi dos años gracias a ELLA.

¡Ah cómo tiendo a dejar "continuarás"!... Pero considerando que caché el liguero...

23 de octubre de 2008

Fotosíntesis

Foto de afloresm, en Flickr

Ella con ojos de luz radiante
él con cloroplastos por pupilas
ella le mira con destellos
él los recibe calcinantes

Se cruzan las miradas
se iluminan los sentidos
él deja entrar el resplandor
lo almacena en tilacoides

Él no tiene ojos verdes
pero ellos si tienen clorofila
él se llena de energía
él la ha convertido en una filia

Ella camina, sonríe y tiembla
él sólo mira y devuelve su sonrisa
como el girasol y la gran estrella
juntos construyen su fase luminosa

6 de octubre de 2008

Rita en la silla plástica (4)

[ Leer antes: Cap. 1 - Cap. 2 - Cap. 3]

Era difícil para Rita mantenerse aferrada a su silla plástica mientras su visitante, con un molesto estruendo, acercaba un banco oxidado a su lado provocando una confusión entre los sonidos metálicos del asiento siendo arrastrado por la desgastada loza y los truenos que acompañaban a la tormenta.

El primer instrumento con el que el victimario pretendía extraerle información a Rita estaba desgastado, plano y amarillento; fue colocado con un golpe seco sobre la mesa. La segunda herramienta era de madera y estaba toscamente afilada dejando al descubierto una larga y gruesa punta de grafito; el visitante jaló bruscamente el brazo de Rita y la obligó a sostener el lápiz en su mano izquierda, él sabía que ella era zurda.

Maquinalmente, Rita comenzó a dibujar sobre el papel mortecino al tiempo que temblaba y dejaba escurrir sus lágrimas, en un completo y absorto silencio. Dibujaba un buque en una esquina de la hoja, con una habilidad que no podía esperarse de un personaje en esas condiciones. En un segmento siguiente del lienzo prefabricado, dibujaba un timón, al siguiente una escalinata, continuando con varias escenas que, sin duda, eran partes de una gran embarcación ilustradas como si de una historieta se tratara.

Mientras dibujaba, las lágrimas se le secaban sobre las mejillas y entre las comisuras de los labios se hubiera podido observar un conato de sonrisa. Su mirada se volvía a perder en el horizonte del papel y sus piernas se relajaban cruzadas encima de su silla plástica. Sus recuerdos la llevaban al día en que su padre le invitó a hacer un recorrido por dentro del buque que comandaba y esas reminiscencias se materializaban en grafito y papel.

¿Qué esperaba encontrar el visitante en esos dibujos casi místicos?

Mientras tanto, la tormenta no amainaba y comenzaba a filtrarse hacia dentro de las casas.

Continuará... (Esperando que no tarde tanto)

20 de septiembre de 2008

A quién

A quién se le exponen estas verdades,
éstas que se retuercen en las neuronas
y fluyen en la sangre como amenaza al corazón;
estas sensaciones nostálgicas sin remitente
que invaden el alma de soledad y sinsentido.

Quién recibe las postales sin procedencia
escritas desde la duda y el vacío existencial;
a quién se le dispara sin deseos de matarle
y se queda enfrente mostrando una sonrisa.

A quién cantar los versos que no encajan
con nadie ni con nada del presente
y que se quieren dedicar sin más espera.

Habrá que publicar algún urgente anuncio
como: "se solicita intérprete de sueños"
con la confianza puesta en que alguien venga.

Nota curiosa: una hora después de escribir esto, acudí a presenciar una puesta en escena de "La Lección" (Eugène Ionesco), sin tener idea de lo identificado que me sentiría con los planteamientos de fondo. La obra fue presentada (diría yo magistralmente) por el Grupo de Teatro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, bajo la dirección de Armando García, en el Centro Veracruzano de las Artes "Hugo Argüelles".

15 de septiembre de 2008

Haiku para un Casino


No hay espacios para mí
la vida se vacía de minutos
me alejo, me ubico

No hay entrada espontánea
identidades requeridas
revisión absurda

Ordenamiento escabroso
miles de máquinas seriadas
monotonía alucinante

Las dudas nos asaltan
respuestas lejanas
inicia la aventura

Dos minutos duran casi
quinientos centavos
estúpidamente fugaces

Explorar antes de seguir
sólo autómatas hay
y cayos en el índice

Solicitar la cortesía
refrescos sobresaturados
efectos secundarios

Risas autodirigidas
fotografías resignadas
autómatas inmutables

A la historia el Casino
con los mil centavos
y la monotonía
-
¿Qué es un haiku?
----------------
P.D.: No vayas.

11 de septiembre de 2008

Perdón por esta insensible queja

Se cumplieron siete años del atentado terrorista más mediatizado en la historia de la humanidad, no el más trágico, no el que dejara a más hijos sin padres ni padres sin hijos, no el que condenara al mayor número de generaciones a enfermedades degenerativas, pobreza y sumisión... Simplemente el más mediatizado.

Y con esa marca se han estigmatizado también las lamentables muertes de las víctimas que hoy se narran para exprimirle lágrimas y dólares a la historia y a los sobrevivientes de la misma. Qué bien que no se olvide... ¿Qué seríamos los humanos sin historia?

Pero qué triste que la historia sólo la escriban los "vencedores", los que después de todas sus calamidades pueden seguirse aprovechando de las regalías de sus guerras y guerrillas peleadas a kilómetros de sus hogares, peleadas a la puerta de chozas latinas, de tiendas orientales, peleadas a control remoto desde sus casas de bolsa donde se especula el valor del dinero y se piensa poco en el valor de las personas que se quedan sin empleo, sin comida y sin esperanzas con el poder de un plumazo.

Qué triste que tanto talento se imprima en la narración y mediatización de los dramas de ese 9-11, de esos padres de familia despidiéndose de los suyos, vía telefonía satelital, ante la inminencia de la muerte... Qué triste porque pocas formas habrá de mediatizar el drama de la madre latina que no pudo despedirse así de su hijo muerto por "patrullas" fronterizas cazando "brownies", como tampoco serán contadas ni la mitad de veces las miles de tragedias vividas por familias en Irak o en Palestina.

Qué triste porque ni siquiera podemos estar seguros de lo que ocurrió ese 9-11, de los porqués, de los responsables... Qué triste porque aunque lo estuviéramos, quizás, seguiríamos cruzados de brazos, viendo las noticias desde nuestro sillón, disfrutando de las migajas del sueño americano que tanto trabajo nos cuesta conquistar a diario... Seguiríamos tal como seguimos ahora que en nuestro propio suelo, con nuestros propios problemas, nuestros propios políticos se ríen a escondidas de nuestras marchas contra la inseguridad, se aumentan sus sueldos descaradamente, se sientan en sus sillas de poder obtenidas a costa de promesas que no han cumplido... Seguiríamos así, pagando impuestos en automático, pagando mordidas, pagando con nuestras propias vidas la ineptitud, la negligencia y la ambición de los mismos de siempre.


Firmo con música en Radio Pelícano: "Hermano Lobo" de Alejandro Filio:




Letra de esta canción aquí.

1 de septiembre de 2008

10 días en Cuba


Edificio de Correos de Camagüey al fondo, bicicleta antigua en perfectas condiciones en primer plano

16 de agosto de 2008

Llegada a la Habana
Después de 3 horas de viaje en la ruta Veracruz-Cancún-Habana, el característico aroma a tabaco oscuro de esta capital cubana me recibió apenas crucé la línea que separa la escalinata del avión del túnel que me condujo al área de migración donde uno de los oficiales verificó mis documentos y me dio acceso al siguiente paso consistente en la inspección del equipaje de mano. La mujer que pasó los rayos X a mi mochila me preguntó en un tono militar si traía una laptop; después de mi innecesaria afirmación me pidió mi pasaporte, lo revisó y, dándome la impresión de no saber leer, me preguntó si yo era cubano, le dije que no y me preguntó mi nacionalidad, le dije "mexicano" suponiendo que quería verificar mi acento... Parece que los pasaportes no son tan útiles como uno espera.
Pasé a recoger el equipaje documentado que, para no variar, habían intentado abrir, dado que el área donde se inserta la llave del candado estaba rayada. Revisé y todo estaba en orden, así que salí a encontrarme con Cuevas, nos dimos un efusivo abrazo y nos dirigimos a la guagüita donde nos esperaban Elkis y Jorge, que estaban haciendo reparaciones al sistema eléctrico de la misma... Sí, en el estacionamiento del aeropuerto.
El camino a casa de Cuevas fue el típico traslado habanero: hicimos como tres escalas para dejar un aire acondicionado a reparar, a recoger un bote para gasolina y a comprar no sé qué refacción. Mientras tanto, nos poníamos al corriente de nuestras vidas y trabajos que, a estas alturas, ya parecen lo mismo. En el camino recibí la noticia de que partiríamos rumbo a Camagüey en la misma guagüita que estaban terminando de reparar, la salida estaba programada para las inmediatas 2 de la madrugada, lo que me dejó 10 horas para comer, saluadr a Miguel y su familia que llevaban una semana de vacaciones en la isla, dar un breve paseo con Miguel y su hijo Diego por el centro de Habana Vieja, reacomodar maletas para llevar un sólo bulto en vista de que viajaríamos 10 personas en el mismo transporte durante 8 horas.
Nos fuimos a la cama con un poco de Juegos Olímpicos y la noticia de un connato de huracán que amenzaba precisamente el territorio de nuestro destino.

17 de agosto de 2008
Camino a Camagüey
A las 2:00 de la madrugada estábamos como sonámbulos a la espera de Elkis en la guagüita, 20 minutos después acomodábamos el equipaje, nos despedíamos de Cuevas e iniciábamos el itinerario con Elkis como conductor, Lesly, Jorge, Miguel, Nieves y yo como tripulación. Pasamos por Ángeles y después, en Guanabacoa recogimos a Ana, Elvia y Rafael. Tomamos la carretera a las 3 de la madrugada iniciando un agradable y somnoliento recorrido que se me quedará en la memoria como un homenaje a Cuauhtémoc ya que el lugar que ocupé quedaba encima del motor y los pies se me cocinaban (suerte que usaba sandalias). Lo resolví abriendo la ventanilla y redirigiendo el aire fresco hacia el piso con un cartón.
Además de dormir, escuchamos a los Telememecos, cubanos exiliados en Miami que hacen bromas telefónicas muy ácidas a funcionarios y partidarios del comunismo en la isla.
Llegamos, algo entumidos y hambrientos, a las 11:00 horas. Nos recibió una pintoresca Camagüey, que también tenía como visita una ligera lluvia originada por la cercanía del huracán. Nos hospedamos en La Merced, una casa de retiros ubicada en el centro histórico de la ciudad. El almuerzo (como llaman los cubanos a lo que en México conocemos como comida), muy a pesar de todos los viajantes, se sirvió hasta las 14:00 horas, momento en que devoramos una rica crema de frijol, arroz, ensalada de pepinos, huevos estrellados con mortadela, yuca y dulce de fruta bomba como postre.
Lo siguiente para mí fue dormir como lirón hasta llegada la hora de la comida (los cubanos llaman así a lo que en México nombramos cena). Para esa hora ya habían llegado más visitas y reconocí entre ellas a Hilda, una señora que fue mi estudiante en la Escuela de Verano de La Habana para Educadores 2008, así que después de la comida (cena) platicamos un poco y nos despedimos para dormir.

18 al 22 de septiembre
I Escuela de Verano para Educadores: Sede Camagüey

Nota: A partir de aquí retomo lo escrito para un artículo de Navegar Juntos, boletín electrónico sobre educación y obras escolapias en todo el mundo, especialmente América.

El lunes 18 de agosto, a las 10:00 de la mañana, tuvo lugar la inauguración de la Escuela por parte del Obispo de la Arquidiócesis de Camagüey, a lo que siguió una conferencia magistral titulada “Educación por el arte” a cargo de la Dra. Olga García Yero, importante académica en la comunidad. Inmediatamente, dieron inicio los talleres que serían impartidos a lo largo de toda la semana:
  • Educación emocional en el aula, a cargo deMiguel.
  • Dinámicas grupales, impartido por el Hno. Rafael (lasallista de muy buen humor).
  • Los valores tradicionales, por la Hna. Ana María (escolapia genial, nada tradicional en realidad, mujer otoñal, pícara y con ideas y actitudes de avanzada).
  • Desarrollo de las habilidades del pensamiento, por Hna. Elvia (escolapia muy comprometida).
  • Pedagogía de Jesús de Nazareth, por la Hna. Nieves.
  • Actividades educativas multimedia en JClic, por este humilde servidor.
En esta primera edición camagüeyana de la Escuela de Verano, se contó con la participación de setenta educadoras y educadores procedentes de la ciudad sede y provincias aledañas, personas sedientas de novedades, deseosas de mejorar sus prácticas educativas y crecer como personas por encima de un contexto en el que las oportunidades de desarrollo y la expresión de la libertad parecen horizontes lejanos.
El equipo organizador, liderado por la Sra. Natalia (Natacha), también buscó aderezar la estancia de los extranjeros con visitas guiadas a sitios emblemáticos ubicados en el centro histórico de Camagüey, dejando, además, espacios para dar seguimiento a los Juegos Olímpicos en las horas previas al descanso nocturno... En esas horas conviví con los más jóvenes y conocí un poco de sus vidas, de las pocas esperanzas que las circunstancias políticas les han dejado y de lo mucho que las aprovechan exprimiendo sus jugos hasta la última gota en cada oportunidad.

También aprendí algunas frases y vocabulario propios de la isla, sólo comentaré algunos casos:
  • Bajando muela: enamorar.
  • Suéltala que es asmática: grito para molestar a una pareja en pleno encuentro físico-amoroso en la vía pública.
  • Estás destruido: la traducción directa al mexicano medio fresón sería "estás pal perro".
  • A fulano no hay quien lo calcule: para decir que alguien es muy ocurrente.
  • La dejó muerta en la carretera: cuando un hombre deja babeando a una mujer porque le gusta.
  • Sacando tiras del pellejo: vivoreando.
22 de agosto por la noche y dos días más
Emprendiendo el regreso

El viernes 22 de agosto, después de la clausura de la Escuela, partimos de regreso a La Habana a las 19:00 horas. Me despedí con algo de tristeza de Raciel, Esmarilis, Hilda, Rafael, Lili, Yainely, Natalia y Verónica, con quienes más conviví y quienes estaban entre la comitiva de despedida. Al inicio del viaje nos acompañó un poco del huracán que pasaba cerca del la zona, así que tuvimos tormenta durante las primeras tres horas de viaje que esta vez requirió una inversión de diez horas.
El sábado y domingo, ya en la Habana, además de las reuniones de trabajo con los líderes y coordinadores de los proyectos en los que estamos colaborando desde la Universidad, tuvimos algunas horas para pasear un poco por el centro histórico de La Habana (no me lo he perdido ninguna de las cuatro veces que he estado por allá):
  • Caminata y adquisición de música en el Paseo Obispo.
  • Paso por el "Parque de las Discusiones", lugar donde diariamente se reúnen alrededor de cincuenta cubanos, todos hombres adultos y ancianos, para discutir a gritos sobre Dios sabe qué temas, en un lenguaje ininteligible. Esto sucede a todas horas frente a un costado del Museo Nacional.
  • Daiquirí en el bar "Floridita", sentados en la barra a un lado de la estatua de Ernest Hemingway.
En realidad hubo poco tiempo para el paseo y esta vez extrañé asistir al "Cañonazo".

Sólo hubo un incidente memorable en el Aeropuerto Internacional de La Habana "José Martí": Tuvimos que esperar cerca de una hora arriba del avión, que nos dio dos paseos por la pista debido a problemas ajenos a la empresa "Click de Mexicana" y adjudicados al, en palabras textuales de la sobrecargo, "organizado aeorpuerto de La Habana" (con un notable sarcasmo en eso de "organizado"). Las autoridades del aeropuerto no permitieron volver a bajar a los pasajeros a la sala de espera para recargar el combustible consumido, por lo que la operación se hizo con nosotros a bordo y un camión de bomberos a un lado del avión... Cabe mencionar que 6 días antes acababa de ocurrir el accidente donde un avión había estallado en llamas al despegue dejando 150 muertos en Europa.
Durante la espera en el avión y el posterior tiempo de vuelo leí "Leyendas y Tradiciones de Camagüey", un libro que me regalaron por haber colaborado en la Escuela de Verano.

Reflexiones
El panorama de la realidad cubana deja sensaciones encontradas: Por un lado aquéllas que surgen al ver grandes cantidades de sitios entregados al abandono, al experimentar la ineficiencia de estructuras burocráticas y el sistemático “resolver” de la ciudadanía cubana (resolver, en el argot de Cuba pos-revolucionaria, es darle soluciones temporales a las necesidades, con métodos regularmente ilegales); las sensaciones que emergen al observar cómo la absurda necedad de políticos radicales (tanto yanquis como revolucionarios) ha mermado las esperanzas y sueños de tantas personas inocentes. En otro grupo de sensaciones, el de ésas que deseamos guardar en el corazón, están las que emergen al convivir con gente que sigue creyendo que las cosas pueden mejorar aún en medio del caos y la miseria, con personas que sustituyen la rotundidad de un “NO” autoritario con la caridad de un “SÍ” comunitario y solidario obtenido a costa de cualquier precio, como ha sucedido con la mayoría de los proyectos a los que he tenido la fortuna de ser invitado a participar desde 2003. A esas personas, gracias por brindarme la oportunidad de conocerles y aprender de su fe puesta en práctica con arrojo y entusiasmo.

16 de agosto de 2008

Cuando no estés

Los minutos son como segundos
y se acerca tu partida
me quedaré en la acera,
cerrados los puños,
la nostalgia por compañía.

Acudiré puntual a la cita
como impaciente suicida
para gozar quince minutos
de la imagen de tus ojos
del aroma de tu aliento.

Retendré el detalle de tu pelo
capturando los momentos
en el medio de la prisa
con el corazón lleno de angustia
mis manos tomarán las tuyas.

Te diré mil veces que te amo
aludiré a mil consejos de cuidado
para que regreses toda tú
para que no pierdas un detalle
cuando vuelvas a mi lado.

Quizás algunas lágrimas asomen
a mis ojos borrachos de ti
te pediré que me perdones
que más te vale estar feliz
y que sonrías para mí.

Llegará el momento de partir
la invasión de la distancia iniciará
te daré un último beso
y cuando estés en el trayecto
en tu corazón me sentirás.

Los segundos se harán lentos
y por unos días moriré
estaré aferrado a tu recuerdo
esperando tu regreso
para no sufrir cuando no estés.

Inspirado en una de tus ausencias (26 de julio de 2007), ahora viajo yo
pero la sensación es la misma

Y parece que Silvio Rodríguez también pasa por momentos así... Radio Pelícano presenta "El día en que voy a partir":




¿Quieres saber más sobre esta canción?, este enlace te llevará a su artículo en "La Coctelera".

11 de agosto de 2008

Onírico



Sin planes, sin mucho aviso
me dejo de preguntar la verdad
y le dejo al sueño que me envuelva
me arruyo en su oscura romanza
y le permito volverse realidad
le cierro los ojos al mundo
abro la puerta y enciendo las velas
para dejar al sueño que me vea
en la dulce penumbra de occidente
al sonido de inspiraciones ajenas
coincidentes en estas emociones
escondidas como grupos discidentes
volátiles, profundas, enérgicas...

El sueño continúa siendo sueño
y se sigue volviendo realidad
me entrega de regalo dos luceros
que veo a tres centímetros brillar,
fundir mi corazón entre su fuego,
mientras se enciende un cirio más
todo está a punto del incendio
pero no queda más que despertar
y quedar bajo el suspiro del deseo
ante ese onírico éxtasis virtual

15 de julio de 2008

Sólo se transforman...


La materia, la energía, una idea, una emoción, una situación, una historia... No se crean ni se destruyen, sólo se transforman.

Eso explica la diversidad y la unicidad, la paz y la guerra, la angustia y la tranquilidad. Eso explica la ruptura y la resiliencia, la sucesión de días y noches que nunca son idénticos.

¿Qué hacemos con los regalos, los robos, los triunfos, las derrotas y los retos? ¿qué hacemos con lo recibido? ¿en qué lo transformamos? La respuesta que cada quien da a estas cuestiones habla de nuestro rol cósmico. Y no escribo en un sentido cabalístico ni con la mínima o máxima intención de ofrecer superchería: ¿No parece fascinante que las leyes científicas con las que nos explicamos el universo físico pueden dar origen a la explicación de todo lo demás y viceversa?

Es interesante traer al presente sabidurías milenarias y encontrar coincidencias con teorías contemporáneas como: "Ojo por ojo, diente por diente" (Ley del Talión) y "A toda acción corresponde una reacción de la misma magnitud pero en sentido opuesto" (Tercera Ley de Newton)... Es más interesante aún observar cómo estas explicaciones también encuentran su propia evolución: "Dos acciones mutuas, simultaneas y por igual entre dos cuerpos, dan lugar a la interacción" (Principio de Interacción que evita confusiones al momento de interpretar la tercera Ley de Newton) y "Ama a tu prójimo como a ti mismo" (Principio del Cristianismo que explica lo mismo que la Ley del Talión, pero en un sentido que ayuda a preservar la vida a partir de la mejor interacción entre las personas).

Como los dos ejemplos anteriores hay millones que nos orientan a la confirmación de la idea inicial de esta entrada en A-Volar: "Nada se crea ni se destruye, sólo se transforma", la Ley del Talión no se destruyó con el cristianismo, pero sus interpretaciones fueron transformadas y con ellas el desarrollo de civilizaciones completas. Las personas decidimos en qué transformamos nuestros obstáculos y retos: triunfos o derrotas, fracasos o aprendizajes, odio o amor.

Cuando observo cómo en estas transformaciones dialécticas convergen hasta los estilos, ideas y disciplinas más (aparentemente) opuestos, no me queda más que maravillarme. Muchas personas que aman la literatura y las humanidades, dicen repeler las matemáticas y las ciencias "duras", muchas otras personas se encuentran en el lado opuesto de este espectro; pero quienes deciden transformar los recursos con los que cuentan en algo realmente diferente que enriquece nuestro cosmos, nos hacen ver que todos (todo) somos parte del universo y él resulta de nosotros.

"He intentado, no sé con qué fortuna, la redacción de cuentos directos. No me atrevo a afirmar que son sencillos, no hay en la tierra una sola página, una sola palabra, que lo sea, ya que todas postulan el universo, cuyo más notorio atributo es la complejidad" (Jorge Luis Borges)

Lectura inspiradora: "Los mitos del caos" (Isaac Schifter en "La Ciencia del Caos")

10 de julio de 2008

Wall-E y Johnny-5

Ayer fui al cine a disfrutar de "Wall-E" y en verdad que fue así. Ya había pasado bastante tiempo desde la última vez que una película sobrepasaba mis expectativas de forma tan evidente: Una propuesta gráfica excelente, una historia interesante, humor fuera de lo común, escenas de ésas en las que uno está al borde de la lágrima y una fracción de segundo después lanza una carcajada que hace coro con las del resto de la sala.

Desde que vi los cortos publicitarios, Wall-E llamó mi atención, no sólo porque prometiera bastante, sino porque el robot me recordó mucho a Johnny-5, de la entrañable película de 1986, "Corto Circuito"... No niego que vino a mí el pensamiento "estos de Disney ya van a comenzar a hacer más refritos", pero al ver Wall-E constaté que no se trataba de tal aberración, si bien puedo mencionar algunas coincidencias:
  • De entrada, el obvio parecido físico de los robots protagonistas (la fuente de la imagen deja en evidencia que no soy el único que opina así):
  • Ambos robots tienen por "apellido" un solo elemento alfanumérico y además son complementarios: tenemos a Johnny-5 cuyo apellido "5" podría ser equivalente a la "E" de Wall-E por ser dicho "apellido" la quinta (5) letra del abecedario.
  • Ambas películas se valen de la "humanización" de robots para llegar a los sentimientos de la audiencia.
  • En ambas películas los robots ayudan a los humanos a descubrir cosas importantes sobre la humanidad.
También puedo decir que tanto Wall-E como Johnny-5 comparten semejanzas fisonómicas y emotivas con ET (película que también conmovió extraordinariamente a la audiencia).

En definitiva, "Wall-E" se merece su propio lugar en mi memoria y pasa a formar parte de mi lista de películas favoritas y, de paso, me recuerda que hace mucho debí haber agregado también "Corto Circuito" a la misma.

En mi mes, no me puedo quejar

No me puedo quejar (más de lo que ya me quejé en la entrada anterior), este año mi cumpleaños estuvo muy bien. Con todo y que estuve en viaje de trabajo, la semana pasada fue muy gratificante en muchos aspectos:
  • Formé parte del inicio de un proyecto educativo bastante interesante... Con sus miles de detalles, desinformación, prisas, poca sistematización, pero por lo menos puedo decir que es interesante y se convierte en todo un reto profesional.
  • A la mitad de la semana fui festejado por mis recientes compañeras y compañeros de diversas regiones de la República que también acudieron al evento en DF... Pero eso sí, a las 7 de la mañana recibí del "servicio a cuartos" un delicioso pastel cortesía de Nalle, quien llamó al Hotel Plaza Royalty (excelente atención por cierto) e hizo toda la gestión para darme esa grata sorpresa. En la noche me cantaron las mañanitas al estilo yucateco y al estilo tradicional del centro de México (que aplica también a los veracruzanos).
  • Recibí felicitaciones de todos lados y por todos los medios (teléfono, correo, red social...).
  • En un rato libre, inauguré el grupo virtual PAV, para que los veteranos de ese movimiento estemos mejor comunicados y podamos organizar con más facilidad las reuniones.
  • El último día, tuve oportunidad de platicar más tranquila y personalmente con Héctor de Colima y Erika de Xalapa... ¡Qué conversación más agradable acompañada de un rico café!
En fin, que al final sí rompí la rutina y mi mes pinta muy bien.

26 de junio de 2008

¿Y de qué chingados voy a escribir?

Si la rutina me come las horas como los segundos me comen la vida. Si el sonido del teléfono me trastorna los oídos como el polvo acumulado entre las pilas de papel de la oficina trastorna mis pulmones. Si las prisas del calendario (y de la gente que deja todo a última hora) me deprimen tanto como la ausencia de tus manos y de tu mirada.

Si poco a poco me pierdo entre el mundo de tareas banales y mecánicas que me comen la creatividad, que me obligan a usar las herramientas que no me gustan, a vender (vender en sí es algo que aborrezco), a decir "con mucho gusto", a sobrellevar esa hipocresía colectiva a la que todos recurrimos para sobrevivir a la brillante economía de mercado liberal que, irónicamente, termina por esclavizarnos y matarnos a todos de hambre o de estrés (al menos no nos han quitado la posibilidad de decidir eso).

Pero sonrío porque te veo entre esa nube de ansiedad, porque te recuerdo y te espero, porque a veces me abandono a Alguien que está por encima de todo eso y me tranquilizo, contigo, con Alguien, con alguien, con algunos...

¡Ay riata no te revientes, que es el último jalón!
(Vox populi, que suelo asociar con Chavela Vargas)

18 de junio de 2008

La única carcajada en el cine

Me gusta el cine y mucho. Soy poco exigente y disfruto igual un "Triller", un drama, una de acción, una infantil que una comedia melosa y re-re-re-re-re-frita como las que Hollywood nos dosifica a docenas cada año (aunque éstas últimas ya comienzan a hartarme).

Hay días en los que deseo relajarme realmente después de una ardua jornada laboral y reírme de estupideces como las que nos muestran las películas estilo "¿Y dónde está el [poner aquí la profesión a parodiar]?", o desde el 2000, "Una película de [poner aquí el tema de película a parodiar]", esos filmes humorísticos que rayan en el churro descarado pero que arrancan carcajadas.

La semana pasada acudí a ver "Superhéroes: La Película" (que en realidad responde a la fórmula "Una película de..."). Me divertí mucho, como la mayoría de la gente en la sala y sucedió algo que me hizo pensar en lo raro que soy:

ADVERTENCIA, SI NO HAS VISTO LA PELÍCULA Y QUIERES VERLA DESDE CERO, NO SIGAS (aunque lo que voy a relatar no contiene ningún elemento importante de la trama)

Durante toda la película hacen acercamientos a las pantallas de las computadoras y, además de ser obvio que el patrocinador principal es Google, me llamó la atención que en todos los casos se veía el sistema operativo Windows XP (nunca se mostraba el logo de Microsoft), no había ninguna computadora mostrando Windows Vista (versión más reciente del sistema del que estuve poniendo una advertencia de peligro durante un buen tiempo en este blog).

En una de las escenas, alguien irrumpe en una computadora con la pretensión de destruir toda la información. La computadora tiene Windows XP y la persona en cuestión saca una caja igualita a la que se usa para distribuir Windows Vista, pero ésta con el título "Arma de Destrucción Masiva", dejando por entendido que la usaría para lograr su cometido.

¿Dónde está lo raro? Pues fui el único que soltó una carcajada en toda la sala... Lo cual me convierte en parte de la minoría "friki", a la que iba dirigido ese chiste (no me gusta usar anglicismos pero no he encontrado una palabra hispana que resuma de igual forma ese adjetivo).

Claro, supongo que quienes han vivido el calvario que supone pasar de XP a Vista, habrán esbozado una sonrisa... Pero quienes le estamos apostando al Software Libre, seguro que nos carcajeamos JAJAJA XD. Espero que vayamos siendo más las personas que descubramos que el problema con sistemas como Vista no radica sólo en el exceso de recursos que consumen o en su mediocridad (considerando su costo), sino en su filosofía contraria a la idea de compartir y de ser transparentes con sus usuarios, valores distintivos y emergentes en esta era.

14 de junio de 2008

Radio Pelícano - Quiero hablar más

Prepárate para escuchar y haz clic en el botón para iniciar la transmisión






Letra, voz y mezcla por: leoperbo

Música de fondo por: Feveria - Past Time Reflections - Return to life (Fragmento)

Mezclado con: Audacity (Software Libre)

10 de junio de 2008

Un cambio

En medio de las miles de cosas que tengo pendientes (y de verdad que a estas alturas son muchas), me dediqué unos minutos (que sumados ya fueron horas... ¡ouch!) a cambiarle la imagen a esta bitácora... Fue realmente entretenido y una prueba más de que soy un obsesivo-compulsivo.

Estoy consciente de que en algunas pantallas con baja resolución no se verá muy bien, pero de todas formas no tengo millones de lectores y comencé esto para mí. Espero que las pocas personas que me visitan no lo encuentren completamente ilegible... Mejor aún, espero que quienes caigan por aquí ya cuenten con pantallas de resolución suficiente para ver bien este nuevo diseño. Se debería ver así:

La elección fue a partir de una plantilla de blog de A. Zambrana (la verdad no tengo tanto tiempo como para haber partido de cero). Me gustó la idea del escritorio con la libreta, sus hojas a cuadros chicos, con esos separadores que me recordaron a mis tiempos de estudiante, cuando una libreta de 100 hojas me servía perfectamente para 4 materias de todo un semestre, dividiéndola con separadores improvisados a partir de post-it's (no, no me pagan por usar esa marca, todo es mera coincidencia)... Significaba ahorrar y cargar menos... ¡Qué tiempos!

Los cambios de imagen a veces vienen acompañados de cambios de fondo, quizás sea el caso ahora... Hay cosas que quiero cambiar, por aquí, por allá... En mí (no 'de' mí). En fin...

"Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño"
(Mercedes Sosa)

5 de junio de 2008

Huye

Huye, deja tus recuerdos atrás, no voltees, huye a toda velocidad y piérdete en el infinito, en el sueño de una fantasía que enmascare tu realidad; ve a buscar tus migajas de felicidad a donde parece que a todo el mundo le sobran... Ve y descubre que no es cierto.

Corre lejos de tu playa, si tanto te harta cada uno de sus granos de arena, si ya no soportas ver tus huellas tras de ti... Vuela, alcanza un nuevo horizonte donde tus pisadas queden lejos, vuela y descubre que tus pisadas siguen persiguiéndote aunque no las veas.

Huye, porque quizás en tu aventura descubras que huir no sirve de nada si no somos capaces de escapar de lo peor de nosotros mismos... Huye y no olvides estas palabras para que te sirvan de ventaja cuando por fin te atrevas a enfrentarte contigo.

Mientras tanto, seguiré aquí, deseando lo mejor para ti, huyendo sin ir tan lejos, reuniendo la voluntad para hacerle caso a mis propias sugerencias.

29 de mayo de 2008

Rita en la silla plástica (3)

[ Leer antes: Cap. 1 - Cap. 2 ]

Rita se había ausentado de aquél instante dramático, refugiándose en sus recuerdos, pero en pocos segundos su refugio virtual se desvanecería como el humo de los cigarros cuyos cadáveres yacían en el cenicero de latón.

Con un movimiento lastimoso, como el de las cuerdas de guitarra al estirarse para ser afinadas, el voluminoso visitante extrajo del saco dos herramientas con las que pretendía cumplir su objetivo...

Rita salió repentina y momentáneamente de su letargo, observó los instrumentos sostenidos por una mano gruesa y temblorosa, se estremeció, se planteó varios porqués, buscó los ojos del intruso que, antes de mirarle, le quemaron y mejor bajó la vista...

Se volvió a aferrar a su silla plástica, regresó a otro momento de su vida, la víspera de sus quince años, cuando ella esperaba ansiosa a su padre, sentada con su nuevo vestido en la vieja silla plástica que habían decidido pintar de rosa para la ocasión y que la imaginación de Rita había convertido en un trono donde una princesa esperaba a su padre, el Rey, para que la llevara al gran baile... Aquella ocasión, en lugar de su padre con una improvisada corona de cartón en la cabeza, entró por la puerta un mensajero con cara sombría y habló con la madre de Rita, ambas, al mismo tiempo, derramaron sus lágrimas, la madre por la noticia que escuchaba, la hija porque sabía lo que significaba que su padre no llegara justo en ese momento: él se había ido a navegar a otro mundo.

El mensajero dejaría un sobre para la madre y otro para Rita, pero pasarían meses antes de que la quinceañera decidiera abrir el sobre, meses en los que la imaginación le proponía que dentro de ese papel hubiera una carta que indicara que todo era una broma, un mapa que la guiara de nuevo a los brazos de su padre vivo, sonriente y con el aroma a mar y maderas de siempre, meses anclada a una silla plástica que ya no navegaba más, que ya no era un trono sino el asiento cualquiera de una terminal a la que no llegaba ningún tren, ningún barco, ningún autobús.

21 de mayo de 2008

Sobre las rebanadas cardiacas

Me ha surgido la necesidad de hacer algunas aclaraciones a quienes amablemente han comentado sobre las rebanadas cardiacas:

Personalmente no he podido rebanar ni un pedacito de mi corazón y, aunque en momentos la idea me parece atractiva, me inclino más por la pretensión romántica y apasionada de un corazón completo que está siempre disponible para la pareja, los amigos, los padres y para la humanidad en general... Sin necesidad de convertirse en rebanadas que terminarán podridas con gran rapidez... Claro está que, así como no se puede rebanar el corazón, tampoco es cierto que se pueda dar el corazón entero a todo el mundo, así que no queda más que conformarse con lo que el tiempo, la energía y la voluntad ofrecen.

Corazón en rebanadas no es, no fue, más que la manifestación de una posibilidad tentadora pero absurda, deliciosa pero mortífera... De hecho no fue más que un ejercicio de imaginación.

2 de mayo de 2008

Corazón en rebanadas

Un corazón en rebanadas trae consigo muchas ventajas, se puede repartir cada una y saber exactamente cuántas quedan disponibles. Es posible quedarse con la más grande o regalarla a alguien muy especial; lo importante es que un corazón en rebanadas siempre permitirá un mejor posicionamiento y una mayor diversidad de emociones que uno entero.

Pero el corazón no puede rebanarse, cada vez que lo intento es más bien como rasurar los sentimientos para que unas horas después vuelvan a brotar impetuosos e irreverentes, dolorosos como lijas frotadas con violencia en las mejillas.

Un corazón completo es lo que todo mundo pide, nadie quiere un corazón en rebanadas a pesar de sus ventajas... ¿Será porque no las observan o porque simplemente se trata de algo "imposible"?

29 de abril de 2008

Rita en la silla plástica (2)

[ Leer antes el Capítulo 1 ]

Capítulo 2

Años atrás, Rita estaba sentada en esa misma silla plástica aún reluciente, imaginándose capitana de un buque a punto de cruzar el Atlántico; años atrás veía, claramente, entrar por la puerta a su padre, impecable, pulcro, acompañado del aroma a sal de la brisa marina, pero mezclado con perfume de maderas y tabaco oscuro, aunque su padre nunca fumaba en casa.

La sombra que proyectaba ese señor a quien abrazaba y besaba cada mes no era grotesca, sus botas siempre estaban limpias, sus brazos eran proporcionados y sus ojos eran siempre claros, llenos de respuestas, de paciencia, de amor... Su llegada solía interrumpir el mágico mundo que se creaba Rita para surcar el océano, pero después de un beso en la frente y un abrazo estrujador el padre comentaba:

-- Se avecina una tormenta mi capitana ¿está lista para más olas gigantes?

-- ¡Las olas gigantes me hacen los mandados marinero! -- gritaba ella entusiasmada por lo que aquella advertencia significaba: su padre comenzaría a lanzar almohadas, cojines y salpicones de agua contra la silla plástica desde donde Rita controlaba su buque.

Pero esa noche la tormenta era real, desde su silla plástica recibiría los embates de objetos menos sutiles que una almohada, menos dolorosos que sus últimos años, pero dolorosos al fin... Aún así, ella permanecía en su lugar, como apropiándose de nuevo de su personaje imaginario, de ése a quien las olas gigantes le hacían los mandados, ése de quien estaba orgulloso su padre.

Aquél bulto con extremidades hurgó dentro de su morral por unos momentos, al tiempo que hurgaba también en su mente para elegir las preguntas más útiles, las más rápidas, las palabras más amenazantes, aquellas que consideraba claves para obtener la información que tanto le urgía.

26 de abril de 2008

Rita en la silla plástica

Desde la puerta, un sonido opaco invadió la sombría habitación donde Rita temblaba de frío. En medio de una espesa tiniebla, fruto de su propio tabaquismo, apenas pudo mirar con sus ojos la perilla girando, aunque sus oídos recibieron las vibraciones de las piezas metálicas, frotándose entre sí para dar paso a un rayo de luz mortecina que proyectó una sombra grotesca sobre el piso y se hizo acompañar de una helada brisa salina, con todo su tacto y los sonidos de millones de gotas cayendo sobre el pavimento.

Rita no se inmutó, permaneció sentada en aquella vieja silla plástica, otrora color blanco, con las manos alrededor de sus hombros, los codos alrededor de sus rodillas y éstas cubriendo sus senos desnudos. Un escalofrío recorrió su cuerpo al recibir el aroma marítimo que invadía sus vías respiratorias y le platicaba sus más recónditos recuerdos infantiles, cuando aún se divertía bajo la lluvia mientras corría y saltaba en el bulevar, ignorando los gritos de su madre aterrada ante semejante acto de irresponsabilidad.

De nuevo, Rita escuchó, más que vio, una bota enlodada haciendo fricción en la desgastada loza de la habitación, un segundo después, otra bota más hacía su aparición en ese melancólico y sombrío escenario; sobre ambas botas caminaba un pesado bulto con enormes extremidades que sólo pudieron distinguirse mientras un relámpago dilataba las pupilas de los presentes, quienes acto seguido, crisparon involuntariamente todos sus músculos ante el golpe sonoro del inevitable trueno que les cimbró hasta el alma.

Rita miró por entre la mencionada tiniebla que comenzaba a disiparse por obra de la brisa, observó y se supo escudriñada por unos ojos vidriosos que cargaban con muchas preguntas, poca paciencia y ningún sentido del humor.

17 de abril de 2008

Un extraño personaje que lo cambia todo

Aquél extraño personaje se presentó sin aviso, sin imagen, con una impertinencia voraz. Preparó sus instrumentos quirúrgicos con extremo cuidado, en silencio, con un grado de sutileza que le hizo invisible a su víctima y a cualquiera que la estuviera rodeando. Le durmió sin cantarle, se le acercó con alevosía en medio de esas noches desveladas, por sus espaldas, usando su intangible mano izquierda clavó una indolora jeringa saturada de infinitas sustancias en su corazón y se sentó a su lado para ver el resultado.

La pobre víctima sufrió un imperceptible cambio instantáneo e inició un proceso evolutivo sin final determinado. Se cuestiona, se aturde a sí misma con espejismos de felicidades anheladas, con visiones construidas por un alma contaminada de sustancias, esencias que le provocan una insoportable sed de algo desconocido.

La víctima está desorientada, se sorprende entrando en una realidad futura cuya puerta única es el espejismo, camina sin descanso, se desgasta entre conversaciones virtuales, luego las interrumpe como una autoreceta en búsqueda de cura, pero las sustancias siguen ahí, las letras siguen llegando a sus pupilas y a sus neuronas por todos los medios y sentidos. La víctima sigue caminando, o mejor dicho, volando hacia el espejismo sin saberlo. De repente está en la puerta y descubre que un ancla le impide seguir flotando hacia su destino recién descubierto.

Se encuentra ahí, en ese preciso instante y espacio ingrávido en el que su tobillo es un eslabón más de la cadena que le ata al ancla y le hace parte de ella, estática... El espejismo le sigue llamando, la realidad detrás de dicha fantasía se le antoja como un remedio a su desesperada sed, pero le asusta como el agua a los gatos.

Al fin vuela, se desprende del ancla y siente el vértigo y la felicidad momentánea que produce cualquier travesura. De pronto se percata de que es una víctima cuyo padecimiento es contagioso... Pero ya es tarde, el extraño personaje observa satisfecho, pero inmutable, el producto de su trabajo, admira la propagación de las sustancias que puso en marcha noches atrás, se complace con el trabajo que ahora su víctima hace por él: dos contagios más, una de las afectadas sonríe, la otra llora... No hay culpables que perseguir, sólo un extraño personaje de quien no se sabe nada, excepto que cuando se presenta, las cosas nunca vuelven a ser igual, para bien y para mal.
La imagen es de: la_marialegria

10 de abril de 2008

Microrreseña de unas vacaciones caribeñas

La ida: normal, con el clásico retraso del vuelo en el aeropuerto de México (siempre he pensado que es para que compres más comida).

Gema fue por mí al aeropuerto y unos minutos después estábamos en su depa donde Kryz "nos esperaba" plantado en su cuarto de juegos, en plena partida de XBox Live, lo que nos dio oportunidad de una buena plática para ponernos al día Gema y yo. El resto de la noche, antes de ir a dormir, fue descubrir que Gema y Kryz hacen una pareja bastante complementada y que Dios nos hace (a los "frikis") y nosotros nos juntamos: él también tiene inclinación hacia el software libre, vive en la blogosfera y le gustan los videojuegos. Esa noche, además, conocí a Emily, la gata mitad-persa-mitad-quién-sabe que te cautiva con su grisácea cabellera pachoncita, sus grandísimos ojos verdes y su ligero sobrepeso; es parte de la familia y también fue una excelente anfitriona.

Día 1
Gema y Kryz debían ir a trabajar, así que ella me orientó para llegar a Tulum, donde, después de pagar una entrada que me hubiera podido ahorrar si hubiera llevado mi credencial de docente actualizada, me di vida en la zona arqueológica, disfrutando de unas vistas excepcionales, consiguiendo que diferentes turistas, en diferentes idiomas, me tomaran fotos. Ahí mismo pude ir a una playa rodeada de peñascos, en uno de ellos escondí mi ropa y mis cosas sintiéndome todo un priata XD. El agua es deliciosa, en las fotos se ve bien, pero en la realidad ese turquesa y esa temperatura son inmejorables. Al final, no fue necesaria la toalla que no llevé, ya que el sol hizo su trabajo con bastante rapidez.
Hacia el medio día me dirigí a Playa del Carmen, donde pude pasear por su plaza principal, saturada de comercios que a su vez estaban llenos de gente, pero todo muy limpio y ordenado. Me di el lujo de caminar sin rumbo durante una hora; Gema me sugirió comer en "La Cueva del Chango" y me indicó que ahí pasaría por mí para regresar a Cancún. El lugar es bastante agradable, diseñado bajo un concepto "selvático" muy acogedor. Me atendió Cindy, una mesera a la que el dueño insistía en llamarle Cintia, ella es el típico caso de defeña que se va de vacaciones y se las paga trabajando ahí mismo.
Gema llegó y nos encaminamos a Cancún, 40 a 50 minutos son los que ella debe viajar normalmente para ir de su trabajo a su casa. Llegamos y Kryz ya estaba por ahí, poco después nos fuimos los tres a recorrer la zona hotelera y terminamos por cenar en un Hooter's, unas deliciosas alitas acompañadas de una agradable plática sobre nuestros trabajos, deportes, escuela y sexo... Incluso llegamos a la conclusión de que todas las pláticas humanas terminan en eso último jaja. Después, a dormir.

Día 2
Las opciones eran: 1) quedarme toda la mañana en "Playa Mamitas" (dentro de Playa del Carmen) ó 2) ir a Xcaret (poco recomendable por los expertos debido a que era temporada alta y tanta gente no permite disfrutar del parque, además de que iba yo solito)... De repente, pasamos frente al trabajo de Gema y ella descubre que no hay acceso normal, por lo que se abre una opción 3) aprovechar que ese día no habrá labores de construcción y que yo conozca el trabajo de mi amiga.

Mayacobá es un complejo de "desarrollos eco-turísticos" asesorados (casi supervisados) por una consultora ambiental para la cual trabaja Gema como bióloga. Varios hoteles construyen en medio de vegetación y canales de agua buscando lograr un equilibrio entre hábitat para el turista y hábitat para la fauna y flora nativa. El trabajo de Gema consiste en asegurar que las empresas cumplan su parte para conseguir que este tipo de desarrollo sea realmente sustentable, desde el punto de vista ecológico. Pero ese día, con poco trabajo por tratarse de día feriado, Gema me mostró, a veces en moto, a veces en lancha, todos los espacios maravillosos en los que ella ejerce su profesión de bióloga; de verdad que lo disfruté mucho.
Al medio día fuimos a un restaurante de comida oriental (una extraña combinación de tailandesa con india y quién sabe qué más) donde me tomé una bebida helada de Limón-Menta muy refrescante y rica. Después, fui a comprar perfumes a una tienda "Duty Free" (bara bara y original), donde Gema con toda paciencia me ayudó a escoger el indicado para mí y el indicado para Nallely.

Más tarde estuvimos un rato en "Playa Mamitas", dedicada a todo el turismo de la high que no se puede asomar por ahí si sus lentes, trajes de baño, sandalias y demás accesorios playeros no son de alguna prestigiada marca de moda. Es asombroso ver a tanto fresa asoleándose y divirtiéndose.
Por la noche fuimos a una parrillada en casa de un compañero de trabajo de Kryz, quien también fue un excelente anfitrión y amenizó la noche con muchas anécdotas de sus años como buzo, muchas de las cuales iban complementadas con las del mismo Kryz.

Día 3
Qué rápido se fueron las vacaciones. Nos pudimos levantar algo más tarde. Fuimos rumbo a Isla Mujeres, cruzando el mar en un bote para turistas, pero de la empresa mexicana, porque hay otros botes que se ven más chidos y cuestan lo mismo, pero es empresa gringa, así que decidimos consumir lo que le da de comer a más mexicanos.

En Isla Mujeres alquilamos un carrito de golf en el que recorrimos toda la zona poco a poco. Comenzamos por desayunar y luego fuimos a un mirador desde el que pude apreciar el antes parque "Garrafón", devastado por Wilma. Después fuimos al templo dedicado a la diosa Ixchel (del amor y la fertilidad), ubicado entre peñascos desde los que se tienen vistas privilegiadas del mar caribe.

Después fuimos a la playa a tumbarnos como iguanas al sol. Recogimos arena para llevarle a mi abuelita que me la encargó (jaja) y emprendimos el retorno a Cancún, donde nos esperaba Kryz para ir a comer a orillas de la la última playa "pública" del municipio de Benito Juárez.... DELICIOSO, ¡pinche pescadote más rico, por poco y lamo el plato! jajaja.

La plática de sobremesa se estaba poniendo buena cuando comenzó un severo ataque de moscos que nos obligó a emprender la huída... Además de que se acercaba la hora de mi partida. Llegamos a casa, nos bañamos, preparé mis maletas y nos quedamos platicando campantemente confiados de la hora. Al llegar al aeropuerto, una hora antes del vuelo, me indican en Mexicana que me esperaban dos horas antes y que el vuelo ya estaba cerrado... Gema ya se había ido, le llamé pero había dejado su celular en casa y apenas iba en camino.

Pregunté en Interjet si tenían asientos disponibles en un vuelo próximo a Toluca, después de varios minutos y movimientos raros, me consiguieron uno. Abordé el avión y me tocó sentarme junto a chava bastante nerviosa, que se rascaba a cada rato y rebuscaba en su bolsa, se acomodaba los zapatos, se maquillaba y brincaba con cualquier turbulencia... En una ocasión le hablé para tranquilizarla porque de plano pensé que se iba a desmayar. Llegamos a Toluca a la 1:45 de la madrugada, a esa hora solicité taxi para la TAPO, en México, donde tuve que esperar a que abrieran desde las 3:00 hasta las 5:00 de la mañana, aguantando un frío intenso. Mientras esperaba la salida del primer autobús a Veracruz, le presté unos minutos mi cobija a una pobre chava que se veía bastante congelada, yo me compré un café caliente para aguantar... A las 8:00 ya estaba abordando el autobús de regreso a Jarochilandia.

31 de marzo de 2008

Como le pasó a Silvio con su unicornio

Me fue de maravilla en las vacaciones... Lamento no poder documentarlo con el exceso de palabrería que me caracteriza, pero algo en mi vida me tiene como le pasó a Silvio con su unicornio... Sin saber qué decir, qué hacer y con la desesperación de reencontrarle...

Que no se me malinterprete, estoy bien, pero la inspiración está tan dispersa y el corazón tan estirado, que no sé si escribir respecto al sobrecogimiento que me causó "La misma luna" (recomendable), sobre mis encrucijadas existenciales o de plano copiar y pegar una receta de cocina que nunca será preparada por mí.

Lamento si hay seres queridos que se sientan desilusionados ante este estado involuntario de mi ser; pero no lo puedo lamentar tanto como para deprimirme. Lamento herir, lamento alejarme, pero también tengo derecho a buscar mi unicornio cuando se me pierde... Cualquier información, la agradeceré (no puedo garantizar que la pueda pagar bien).

19 de marzo de 2008

Esparcimiento profundo

- Me voy de vacaciones.
- ¿A dónde?
- A Cancún.
- ¿Seguro? ¿No es muy caro?
- Conseguí hospedaje en casa de una amiga y su pareja, me recibirán con gusto.
- ¿No tienes algunas cosas pendientes por hacer?
- No tantas y pueden esperar un poco... Yo he esperado más de 10 años para tomarme un tiempo como éste.
- Supongo que te llevarás tu laptop por cualquier cosa...
- No, la dejo.
- ¡Cómo! Podrías necesitarla.
- Me las arreglaré.
- ¿Dejarás de hacer lo que has hecho siempre en esta temporada?
- Sí... ¿Por qué?
- No... Por nada... Disfruta tus vacaciones.
- Eso pretendo.
- ¿Y no vas a escribir en tu blog? ¿Quién va a cuidar de Postit?
- Escribiré al regresar, Postit se hospedará en casa de una persona de mucha confianza.
- Es Semana Santa...
- Pues este año mi retiro será diferente, Dios lo entenderá y me acompañará.
- ¿No dejas nada pendiente? ¿Seguro?
- Ya no importa, me voy... ¡Y de verdad lo disfrutaré!

Leo deja de conversar con su espejo, suelta su lastre, comienza a flotar y flotando hace su maleta... Unas horas más tarde estará emprendiendo el vuelo que lo llevará muy lejos de la rutina, con la esperanza de renovar el aire en sus pulmones, de traer nuevas ideas, nuevos ímpetus, determinaciones enriquecidas, mirada animada, espalda relajada, piel colorida, sonrisa natural...

Pero decide dejar una pista en el ciberespacio, un adiós temporal, más bien breve... Un abrazo a sus amistades y a las víctimas lectoras de sus locuras; un guiño y un beso para quien corresponda.

Que el equipaje no lastre tus alas (Sabina)
Título alternativo: ¿No te ha pasado? Capítulo 3

16 de marzo de 2008

Libera tus oídos


¿Te gusta la música? Si tu respuesta es negativa, no tiene caso que sigas leyendo... Pero si eres una persona sana y por lo menos una vez al día te dejas raptar por la cadencia, la armonía, el volumen, lo efímero, lo hipnótico, lo emotivo, lo etcétera de alguna canción, quizás esto te interese.

¿Cuánto sueles pagar por un disco o una descarga "original" de música? ¿Has recurrido a la piratería? Si tus respuestas son "mucho" y "sí" respectivamente, entonces esto podría interesarte más aún. Ante todo quiero dejar en claro algo: NO estoy a favor de la piratería. "Piratear" es obtener muchos beneficios con un mínimo esfuerzo gracias al trabajo de otros, sin siquiera darles las gracias. PERO, tampoco estoy a favor de que el concepto de "piratería" contamine el concepto de COMPARTIR.

Una cosa es descargar/copiar mil álbumes musicales para venderlos "bara, bara" y otra es compartir tus canciones favoritas con tus amigos sin cobrarles nada, hay una diferencia abismal. Pero ¿y si son los mismos artistas quienes deciden compartir su música con el mundo?

De esto se trata Jamendo, un portal donde artistas independientes ponen sus producciones al alcance de todos, de forma gratuita y bajo una licencia Creative Commons, lo que significa que no sólo nos autorizan a descargar legalmente su música, sino que además nos autorizan a compartirla con nuestros amigos sin que esto implique cometer ningún ilícito.

[Protesta ON] Existe una fuerte campaña mediática, emprendida por las grandes firmas discográficas, para hacernos creer que si compartirmos la música por la que hemos pagado, perjudicamos gravemente a nuestros artistas, cuando lo cierto es que quienes se perjudican son los dueños de los capitales que controlan la industria musical, cuyo negocio es convencernos de que no hay mejor música que la que ellos deciden vendernos, nos maquillan una mediocre producción con caras bonitas y ropa de moda para ofrecer todo a un precio muy por encima de su costo real.

Supongo que así nacen las "grandes estrellas", gracias a ese proceso de maquillaje, plusvalía y restricción. ¿Cuántos verdaderos talentos se quedan en la sombra por no estar bien "conectados" o por no estar de acuerdo con ese alienante camino a la fama? Opino que el arte es una forma de expresión y que el artista merece su pago cuando su trabajo es bueno... Muchos nuevos artistas, de los que no entran en el esquema de las discográficas, optan por compartir sus producciones y vivir de las ganancias de sus conciertos, de esta forma sus grabaciones se convierten en el material promocional del trabajo que realizan en vivo. [Protesta OFF]


Como yo lo hice al principio, te preguntarás sobre la calidad del material que se pueda encontrar en Jamendo. Personalmente, me sorprendí con la frescura, creatividad, nitidez y técnica de lo que he escuchado por ahí, en especial respecto a música eletrónica, regaee, jazz y blues. También es cierto que se puede uno descargar material menos agradable, pero por lo menos nunca he encontrado en ese portal algo peor que RBD. A continuación una lista de recomendaciones:
  1. Feveria, especialmente su álbum Past Time Reflections.
  2. SUNDAYERS, especialmente su álbum SUNDAYERS Edición Digital.
  3. Sistema Sonoro Skartel, especialmente su álbum Manifiesto Proletario dub international.
  4. Moondogs Blues Party, especialmente su álbum O cadelo lunático.
  5. Moving sand, especialmente su álbum gray cell.
  6. Trick Seventeen, especialmente su álbum Might As Well.
  7. Poxfil, especialmente su álbum Who is on my sofa.

12 de marzo de 2008

En este juego inédito

En este juego inédito de sutiles indirectas, en esta escena melancólica de un futuro dependiente, en esta oscuridad tan densa e incierta, me pides que te mire, me pides un abrazo, me pides sin dar certezas, me pides un sueño imposible, un arrebato de irresponsabilidad y osadía, un abandono pleno a tu mirada, a tu historia, a tu amor de herencia obligada.

Me pides quizás un cambio radical y aquí estoy con tan poco que ofrecerte, con el sordo deseo de que sigas pidiendo, de que exijas ese paso que no me atrevo a dar, de que insistas y me mires con el brillo de la estrella del Norte en tus ojos para descubrir cómo puedo llevarte a una travesía marina y aérea con rumbo a nuestro Sur.

Yo no pido pero espero, que entre tu luz y tu sombra, entre tus ambiguos mensajes de adormecidas neuronas y dolorido corazón, se asome una señal clarividente de certeza, de deseo, de esperanza y valentía contagiosa; se asome, en fin, una invitación a la aventura de lo inédito e inesperado, una descabellada iniciativa a salirnos del margen, a hablarnos de tú y aprender uno del otro, como en una romántica y utópica pedagogía liberal.

Y en este juego me encuentro sumergido, compitiendo contra ti pero contigo, dejándote ganar, dividido entre las reglas, las angustias y los anhelos, dividido entre el vuelo y el aterrizaje a sabiendas de que ambos hacen falta; aquí me tienes escribiendo sin fin pero acercándome al final.

7 de marzo de 2008

La tierra mojada huele a primer beso

Cada vez que la tierra se humedece y libera ese aroma que a cualquiera le despierta, como mínimo, un recordatorio de estar realmente vivo, me pregunto a qué huele concretamente.

Tierra y agua envían a nuestros olfatos un mensaje oculto, una misiva de la vida entera que toma como conducto a la física y química del cielo y el suelo. ¿Cuál será ese mensaje inescrutable? ¿Por qué nos hace sentir tan limpios y renovados? ¿Cómo es que mientras más viejos nos hacemos más escondemos el gozo que ese aroma nos provoca?

Me he propuesto no olvidarlo, y para ello he decido compararlo con una experiencia que despierta sensaciones similares; por ello hoy incluyo a mi gama de nemotecnias existenciales la siguiente frase, formulada durante esta noche en expansión: la tierra mojada huele a primer beso.

Trinos al vuelo