16 de marzo de 2008

Libera tus oídos


¿Te gusta la música? Si tu respuesta es negativa, no tiene caso que sigas leyendo... Pero si eres una persona sana y por lo menos una vez al día te dejas raptar por la cadencia, la armonía, el volumen, lo efímero, lo hipnótico, lo emotivo, lo etcétera de alguna canción, quizás esto te interese.

¿Cuánto sueles pagar por un disco o una descarga "original" de música? ¿Has recurrido a la piratería? Si tus respuestas son "mucho" y "sí" respectivamente, entonces esto podría interesarte más aún. Ante todo quiero dejar en claro algo: NO estoy a favor de la piratería. "Piratear" es obtener muchos beneficios con un mínimo esfuerzo gracias al trabajo de otros, sin siquiera darles las gracias. PERO, tampoco estoy a favor de que el concepto de "piratería" contamine el concepto de COMPARTIR.

Una cosa es descargar/copiar mil álbumes musicales para venderlos "bara, bara" y otra es compartir tus canciones favoritas con tus amigos sin cobrarles nada, hay una diferencia abismal. Pero ¿y si son los mismos artistas quienes deciden compartir su música con el mundo?

De esto se trata Jamendo, un portal donde artistas independientes ponen sus producciones al alcance de todos, de forma gratuita y bajo una licencia Creative Commons, lo que significa que no sólo nos autorizan a descargar legalmente su música, sino que además nos autorizan a compartirla con nuestros amigos sin que esto implique cometer ningún ilícito.

[Protesta ON] Existe una fuerte campaña mediática, emprendida por las grandes firmas discográficas, para hacernos creer que si compartirmos la música por la que hemos pagado, perjudicamos gravemente a nuestros artistas, cuando lo cierto es que quienes se perjudican son los dueños de los capitales que controlan la industria musical, cuyo negocio es convencernos de que no hay mejor música que la que ellos deciden vendernos, nos maquillan una mediocre producción con caras bonitas y ropa de moda para ofrecer todo a un precio muy por encima de su costo real.

Supongo que así nacen las "grandes estrellas", gracias a ese proceso de maquillaje, plusvalía y restricción. ¿Cuántos verdaderos talentos se quedan en la sombra por no estar bien "conectados" o por no estar de acuerdo con ese alienante camino a la fama? Opino que el arte es una forma de expresión y que el artista merece su pago cuando su trabajo es bueno... Muchos nuevos artistas, de los que no entran en el esquema de las discográficas, optan por compartir sus producciones y vivir de las ganancias de sus conciertos, de esta forma sus grabaciones se convierten en el material promocional del trabajo que realizan en vivo. [Protesta OFF]


Como yo lo hice al principio, te preguntarás sobre la calidad del material que se pueda encontrar en Jamendo. Personalmente, me sorprendí con la frescura, creatividad, nitidez y técnica de lo que he escuchado por ahí, en especial respecto a música eletrónica, regaee, jazz y blues. También es cierto que se puede uno descargar material menos agradable, pero por lo menos nunca he encontrado en ese portal algo peor que RBD. A continuación una lista de recomendaciones:
  1. Feveria, especialmente su álbum Past Time Reflections.
  2. SUNDAYERS, especialmente su álbum SUNDAYERS Edición Digital.
  3. Sistema Sonoro Skartel, especialmente su álbum Manifiesto Proletario dub international.
  4. Moondogs Blues Party, especialmente su álbum O cadelo lunático.
  5. Moving sand, especialmente su álbum gray cell.
  6. Trick Seventeen, especialmente su álbum Might As Well.
  7. Poxfil, especialmente su álbum Who is on my sofa.

2 comentarios:

  1. El Suscriptor Justiciero23 de septiembre de 2008, 10:35

    Yo, en realidad, a día de hoy no he recurrido nunca a la piratería. Cuando quiero música, normalmente me la descargo legalmente de internet a través de la Mula.

    Repito y enfatizo: Legalmente. A través de la Mula.

    ResponderEliminar
  2. suscriptor justiciero: estamos en el mismo canal. Saludos justos.

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo