29 de noviembre de 2012

Cursilerías necesarias

Hay cursilerías que se tornan urgentes, como las ambulancias o la comida. Reiteraciones que pueden parecer absurdas o nutrir una tendencia al tedio pero que resultan vitales entre dos corazones que han tenido que vivir, juntos y deprisa, la maduración de experiencias inesperadas, sorpresivas y a veces dolorosas.

Hay cursilerías que bien valen las penas y esfuerzos que cuestan, porque prometen avivar fuegos, renovar oxígeno y reemprender vuelos, aunque no se ofrezcan garantías, aunque no se vislumbren salidas, la esperanza y las cursilerías son buenas amigas y no se dejan morir entre ellas.

Te ofrezco esta cursilería, como una nueva y tímida chispa, no porque haga falta, o incluso a pesar de que pudiera requerirse, no como una queja escondida, ni como un obsequio obligado o un anzuelo engañoso en el que yo mismo podría picar. Te la ofrezco como un testimonio actual de que, a trece meses y siete días de haber insertado lo nuestro en el morral de lo formal, sigo viendo estrellas en tus ojos y horizontes en tu piel, sigo respirando esperanza en tu aliento y bebiendo el infinito en tus labios, sigo deseando que todo siga, como si nada más que tú y yo hubiera pasado o pueda pasar.

Te amo... Así de cursi.

2 de octubre de 2012

Trámites

La vida está llena de trámites, nacer y morir implican trámites y entre esos dos eventos la cantidad de filas, asientos antinalga, antiespalda y anticuello es absurda, en especial cuando para un mismo propósito el gobierno y los bancos te obligan a repetir el martirio una, dos, tres, ene veces, como esperando que algunos se suiciden para disminuir sus emisiones de carbono y el calentamiento global.

Michael Ende nos lo advertía en uno de mis libros favoritos, "Momo", estamos ante una invasión de hombres grises que encuentran cada día las más atractivas formas de obtener nuestro tiempo para convertirlo en fumarolas, también grises y al final hacer de nuestra vida un arcoiris, gris.

Pero si al final de tantos trámites aun puedo escuchar a mi hija correr por el pasillo de la universidad gritando "paaaaapiii", si me quedan los instantes en que admiro la belleza de mi esposa y recibo su cariño, si aun puedo ver a mis padres y visitar a mis abuelas y compartir la mesa con la familia, si al menos puedo leer un libro o evocarlo en mi mente y perderme en los caminos de mi imaginación mientras escribo o pienso, entonces, todas las horas de hastío e improductividad que ocasionan los hombres grises del gobierno, bancos y otras "instituciones" pueden quedar en el olvido.

22 de septiembre de 2012

Hacia dónde

Despierto en una erótica caricia
y sin amanecer, me estoy quemando...
Ruego que antes del fin de la delicia
la luz me diga quién estoy amando
- Silvio Rodríguez

21 de julio de 2012

A medias

Pude invitar al aire fresco a pasear a nuestro lado, sonreír a cada centímetro de asfalto en los caminos a nuestros próximos destinos, cerrarle la puerta a la ansiedad y abrirle la ventana a las estrellas para verlas aproximarse a nuestro lecho...

Quise sumergirme en un paraíso de esmeraldas y turquesas líquidas, con sus habitantes de colores sin memoria y de inocencia infinita, busqué el contagio de sus condiciones para olvidar la mía, la nuestra...

Quise reescribir los recientes renglones de nuestra historia en otra arena, en otras piedras, en otras nubes; le pedí al sol que me quemara la memoria y al viento que se llevara las cenizas; le rogué al mar que me trajera la semilla de un nuevo beso que pudiéramos sembrar, pero la única respuesta la he recibido del vacío.

Seguiré preguntando a los colores, a las nubes y hasta a la rutina cómo reencontrar el camino al paraíso, seguiré deseando que el sol, el viento y las estrellas me orienten hasta allá esperando que la primera vez que lo encontré no haya sido de mentira, esperando que el mar conserve el beso que me sembraste un día y que sigas siendo tú quien habite ese lugar.

30 de junio de 2012

Incoherencia infinita

No hay razones ni complejas abstracciones cognitivas que le den sustento a la decisión de abrir las puertas al dolor... Y si la pena ya se había invitado e ingresado por la fuerza con todos sus indicios y posteriores evidencias, habría que juzgar de loco o testarudo a quien vuelve a abrir su portal y sus ventanas, a quien deja las llaves al pie de la entrada y permanece desarmado ante la probabilidad de lo que parece inevitable: punzadas frías de dolor como francotiradores para aprovechar todos los descuidos.

Sólo hay una fuente a la cual recurrir para explicar un comportamiento con lindes en la autodestrucción, sólo una mística fuerza alienante y transformadora movilizaría neuronas, hormonas, sentidos y voluntades hacia una ruta que se camina a ciegas bajo una inexplicable convicción de que algo puede resultar bien aunque las evidencias se asomen como burlas para apuntar en sentido contrario. Sólo una demencia es tan inagotable, contagiosa, resistente, atractiva y bien recibida en todos los círculos sociales y en cantidades de tratados para explicar la estupidez humana: El amor de verdad.

Amor: el que mueve al compromiso, a los perdones, a las entregas, a las sonrisas que se extraen como gotas de agua en un puñado de arena. El que recibe la daga de la verdad con anestesia anticipada y la manipula a favor del asesino, con tal de darle a éste la oportunidad de recapacitar sobre su error. Así es el amor, sanador y mortífero, alegre y devastador, como un abogado que de tanto defendernos termina protegiendo a nuestros agresores, como un juez que tras valorar nuestros actos y ponerlos como contrapeso de las agresiones recibidas, nos condena a una incoherencia infinita con la que espera que seamos felices... Y nosotros lo creemos, y nosotros así lo queremos.

Cuando Tu Me Faltas by Buena Fe on Grooveshark

Ay, lento voy...
Qué lento voy...
Por la borda vierto mi egoísmo,
con el optimismo de ver si ahora avanzo mejor.
Y sin él quedo sin defensas
al terrible y dulce roce de tu piel.
Dime ahora, no calles, confiesa
cómo descubriste dónde me ibas a doler.
Qué lento voy...
Bien lento voy...
Dónde diablos se perdió mi prisa,
o es que fue tu risa cleptómana quien la robó.
Eres el castigo del destino,
o eres el camino justo de la salvación.
Jugador que acabó como pieza,
el perfecto proyecto del gran perdedor.

Ya andaría goloseando en otros besos,
de esos que de ilesos ahora no saben a nada.
Recogiendo placeres y cuentos,
como al descuido caídos de anónimas faldas.
Y andaría libre como el viento,
siendo un elemento de la madrugada,
si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas.
Ya bohemio siempre a todo gusto,
de locuras ebrio y el alma bien desaliñada,
confirmando que el amor no es eso,
sino cuatro letras que andan desorganizadas.
Si supieras todo lo que has hecho,
todo lo que llenas, todo lo que matas,
si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas.
Ya andaría goloseando en otros besos,
de esos que de ilesos ahora no saben a nada.
Recogiendo placeres y cuentos,
como al descuido caídos de anónimas faldas.
Y andaría libre como el viento,
siendo un elemento de la madrugada,
si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas.
Ya bohemio siempre a todo gusto,
de locuras ebrio y el alma bien desaliñada,
confirmando que el amor no es eso,
sino cuatro letras que andan desorganizadas.
Si supieras todo lo que has hecho,
todo lo que llenas, todo lo que matas,
si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas.
Si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas.

13 de junio de 2012

Clase media y elecciones

En esta recta final de las elecciones federales para México 2012, dados los acontecimientos que se vienen acumulando desde el 2000, me vienen a la mente las palabras de Mario Benedetti Daniel Cézare en su "Poema a la clase media", irónicamente parece tan neutral  y aplicable a todas las reacciones de todos los sectores políticos en nuestro país.

Al final, creo que todos padecemos algo de esa medianía y todos contribuimos, a medias, en construir y destruir nuestro destino como nación:

Clase media
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande

Desde el medio
mira medio mal
a los negritos
a los ricos
a los sabios
a los locos
a los pobres

Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio también

En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae
(a medias)
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y (medio confundida)
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
(medio en las sombras)
a veces, sólo a veces, se da cuenta
(medio tarde)
de que la usaron de peón
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina

Así, medio rabiosa
se lamenta
(a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza
a entender
ni medio
                                                               (Daniel Cézare)
Fe de erratas:
16 de junio de 2012: En muchos espacios de la red se adjudica este poema a Mario Benedetti, observo que el autor original y otros que se han percatado del error avisan del mismo, como es el caso en esta entrada. Hice una búsqueda para confirmar y todo apunta a que es verdad y por ello la corrección y mis respetos para Daniel Cézare por esas palabras tan duras, tan ciertas y tan estimulantes de la reflexión sobre nuestra idiosincrasia.

18 de mayo de 2012

Y seguimos esperando

En medio de manifestaciones estudiantiles etiquetadas como "violentas" por mercaderes de la comunicación; entre asesinatos maquillados de "daños colaterales"; rememorando represiones disfrazadas de "orden público" y observando a personas más preocupadas por la cordialidad y el respeto a los protocolos que por la honestidad y el respeto a la vida, me queda poco qué decir porque muchos más han dicho ya bastante y con mayor eficacia de la que yo podría plasmar...

Comparto el siguiente poema de Oliverio Girondo, con la advertencia de que las lágrimas se ponen traviesas cuando se lee con el corazón y la memoria de nuestra historia en carne viva:

"Lo que esperamos"

Tardará, tardará.

Ya sé que todavía
los émbolos,
la usura,
el sudor,
las bobinas
seguirán produciendo,
al por mayor,
en serie,
iniquidad,
ayuno,
rencor,
desesperanza;
para que las lombrices con huecos portasenos,
las vacas de embajada,
los viejos paquidermos de esfínteres crinudos,
se sacien de adulterios,
de hastío,
de diamantes,
de caviar,
de remedios.

Ya sé que todavía pasarán muchos años
para que estos crustáceos
del asfalto
y la mugre
se limpien la cabeza,
se alejen de la envidia,
no idolatren la saña,
no adoren la impostura,
y abandonen su costra
de opresión,
de ceguera,
de mezquindad.
de bosta.

Pero, quizás, un día,
antes de que la tierra se canse de atraernos
y brindarnos su seno,
el cerebro les sirva para sentirse humanos,
ser hombres,
ser mujeres,
-no cajas de caudales,
ni perchas desoladas-,
someter a las ruedas,
impedir que nos maten,
comprobar que la vida se arranca y despedaza
los chalecos de fuerza de todos los sistemas;
y descubrir, de nuevo, que todas las riquezas
se encuentran en nosotros y no bajo la tierra.

Y entonces...
¡Ah!, ese día
abriremos los brazos
sin temer que el instinto nos muerda los garrones,
ni recelar de todo,
hasta de nuestra sombra;
y seremos capaces de acercarnos al pasto,
a la noche,
a los ríos,
sin rubor,
mansamente,
con las pupilas claras,
con las manos tranquilas;
y usaremos palabras sustanciosas,
auténticas;
no como esos vocablos erizados de inquina
que babean las hienas al instarnos al odio,
ni aquellos que se asfixian
en estrofas de almíbar
y fustigada clara de huevo corrompido;
sino palabras simples,
de arroyo,
de raíces,
que en vez de separarnos
nos acerquen un poco;
o mejor todavía
guardaremos silencio
para tomar el pulso a todo lo que existe
y vivir el milagro de cuanto nos rodea,
mientras alguien nos diga,
con una voz de roble,
lo que desde hace siglos
esperamos en vano.

9 de mayo de 2012

Votar por plataforma política no por individuos

Esta entrada viene de un comentario que hice a la publicación de un buen amigo en su biografía de Facebook. Lo reescribo y complemento como un vuelo al que todos están invitados:

No soy "pejista" ni le mato un pollo al señor (Peje), es más, suele desesperarme. La mayoría de los que votaremos por su proyecto vemos más allá del dedo que señala la luna, porque detrás del candidato como individuo, hay un proyecto ciudadano respaldado por una buena cantidad y calidad de intelectuales y un gabinete con la capacidad de operar las propuestas cuyos "cómos" sí están descritos en el documento "Proyecto Alternativo de Nación", disponible para todos en línea y desde diversas fuentes (enlazo el sitio que ofrece la descarga oficial en PDF).

Claro que podemos quedarnos sentados, como los anulistas, esperando a que llegue el "candidato perfecto" para México: que tuvo 10 toda su vida, que le cae bien a todos, que nunca le sacó la lengua a nadie en el jardín de niños, que no tiene ningún conocido o compañero que ha cometido actos reprobables, que posee una dicción perfecta, que es atractivo, inteligente, amable pero no meloso y que por nada del mundo le apestan los pies o el sobaco...

 ¿Tenemos nosotros mismos todas esas cualidades juntas? ¿Conocemos a alguien que las tenga? Por eso yo no voto por la persona, voto por el proyecto y la plataforma social que le respalda.

"Votar por el individuo" es una trampa para la democracia, porque ésta no se construye con individualidades, se forja en lo social. Nuestros representantes no deberían ser más que comisionados para poner en marcha las propuestas que emergen de los sectores sociales a través de equipos especializados que consultan a la gente.

¿Que el individuo es importante? Por supuesto, pero de ninguna manera es más importante que la plataforma que lo respalda y la razón es muy sencilla: Una plataforma política presenta un marco de acción, antecedentes, propuestas y compromisos que rebasan al individuo (en edad, duración e impacto), esto mismo hace que los ciudadanos tengamos un referente de exigencia que no cambia dependiendo de la personalidad de los representantes, los criterios de evaluación son los mismos independientemente de quién está al frente.

Lo anterior debería ir de la mano con la posibilidad de sustituir a los representantes que no están cumpliendo con los compromisos de su plataforma política, toda vez que dichas promesas hechas responsabilidad social, y no sólo las cualidades individuales del político, fueron la razón de que se le eligiera. En 2012, sólo hay una opción política que tiene el compromiso de someterse a la evaluación bianual de su trabajo y a que se revoque el mandato de sus representantes en caso de resultados negativos.

Mi opción política en 2012 no es Andrés Manuel López Obrador, es el Movimiento de Regeneración Nacional que representa, integrado por intelectuales, apoyado por ciudadanos y propuesto desde una perspectiva de equidad, diversidad y nuevas oportunidades. Y no, no es la opción "perfecta", pero es menos imperfecta que anular mi oportunidad de solicitar que se hagan (que hagamos) varias de las cosas que considero importantes para mi país, mis amigos y mi familia; es menos imperfecta que las opciones que han demostrado su lejanía y desprecio hacia nosotros los ciudadanos.

¿Que "México necesita cambiar"? Sí. ¿Que hace falta "votar diferente"? Sí. Por eso, mi voto está con el Movimiento de Regeneración Nacional.

4 de abril de 2012

Presidentes y Presidentas, Amantes y Amantas


En una campaña electoral de cuyo nombre no quiero acordarme, ocurrió que una mujer se postulaba para la presidencia de la república, escribiendo o mandando escribir en anuncios espectaculares su nombre seguido de la palabra "Presidenta".
La primera vez que me encontré con una muestra de dicha publicidad, algo en mi interior vibró, una alerta lingüística que me llevó a realizar un apresurado comentario sobre la incorrecta aplicación de la formación del femenino para el caso de "Presidente". Nadie me corrigió, no sé si por flojera o porque las pocas personas que me leyeron encontraron lógica en el argumento.
En lo más íntimo de mí, se había sembrado la duda y comencé a investigar... ¿Qué encontré? Ambigüedad. Claro que echando un vistazo superficial al Diccionario de la Lengua Española (editado por la RAE), la palabra "presidenta" está registrada... Pero para quien ama su lengua, son necesarias muchas explicaciones, así que, con la intención de profundizar, comencé a investigar entre varios argumentos de lingüistas dedicados, descubriendo que el asunto lleva años debatiéndose.
Al final, volví a la fuente más formal que me pude encontrar y recurrí al Diccionario Panhispánico de Dudas (una publicación más compleja y explicativa que también está bajo la responsabilidad de la RAE). De esta referencia, extraigo las citas en torno a lo que me ocupó (el género de los sustantivos):
formación del femenino en profesiones, cargos, títulos o actividades humanas. Aunque en el modo de marcar el género femenino en los sustantivos que designan profesiones, cargos, títulos o actividades influyen tanto cuestiones puramente formales —la etimología, la terminación del masculino, etc.— como condicionamientos de tipo histórico y sociocultural, en especial el hecho de que se trate o no de profesiones o cargos desempeñados tradicionalmente por mujeres, se pueden establecer [...] normas, atendiendo únicamente a criterios morfológicos [...]
c) Los que acaban en -e tienden a funcionar como comunes, en consonancia con los adjetivos con esta misma terminación, que suelen tener una única forma (afable, alegre, pobre, inmune, etc.): el/la amanuense, el/la cicerone, el/la conserje, el/la orfebre, el/la pinche. Algunos tienen formas femeninas específicas a través de los sufijos -esa, -isa o -ina: alcalde/alcaldesa, conde/condesa, duque/duquesa, héroe/heroína, sacerdote/sacerdotisa (aunque sacerdote también se usa como común: la sacerdote). En unos pocos casos se han generado femeninos en -a, como en jefe/jefa, sastre/sastra, cacique/cacica.
Dentro de este grupo están también los sustantivos terminados en -ante o -ente, procedentes en gran parte de participios de presente latinos, y que funcionan en su gran mayoría como comunes, en consonancia con la forma única de los adjetivos con estas mismas terminaciones (complaciente, inteligente, pedante, etc.): el/la agente, el/la conferenciante, el/la dibujante, el/la estudiante. No obstante, en algunos casos se han generalizado en el uso femeninos en -a, como clienta, dependienta o presidenta. A veces se usan ambas formas, con matices significativos diversos: la gobernante (‘mujer que dirige un país’) o la gobernanta (en una casa, un hotel o una institución, ‘mujer que tiene a su cargo el personal de servicio’).
 Hasta este punto, he de reconocer que mi crítica era equivocada. Ahora, hay que considerar los siguientes matices:

  • Aunque el Diccionario Panhispánico de Dudas (RAE) admite la formación de femeninos en sustantivos comunes, se advierte que en estos casos, donde la conversión es innecesaria dada la naturaleza neutra de estos términos, el mismo diccionario recomienda el uso de la versión común del sustantivo, para comprobarlo es posible acudir al sitio del diccionario (DPD), escribir "presidenta" (sin comillas) en el campo de búsqueda y hacer clic en el botón "consultar". Encontraremos este resultado: presidenta → presidente.
  •  Tengo la particular opinión de que la RAE debería fomentar el uso de las terminaciones en "e" para neutralizar en cuanto a género los sustantivos, ya que las diferenciaciones innecesarias (como en el caso de "presidente") tornan complicadas las expresiones "políticamente correctas".
¿Cuál será la opinión de quienes se tomen la molestia de leer esta reflexión? Si una mujer soportó todo este texto y llegó hasta aquí, ¿es amante del lenguaje? ¿o con los usos y costumbres terminaremos aceptando que es "amanta del lenguaje"?

6 de marzo de 2012

Serpientes y escaleras

Dinero, poder y fama,
venenos que parecen premios,
tentaciones como obsequios.

Trabajo, comunidad y sencillez,
valores que parecen retos,
libertades como pesos.

Esfuerzos en las escaleras,
atajos  con serpientes,
traición del conocido,
amistad en los colegas.

No importa el final,
irrelevante es el destino,
si por cada serpiente
hay siete amigos en el camino.

29 de febrero de 2012

¿Cómo que "no a los plurinominales"?

Desde hace casi tres años he recibido mensajes de correo electrónico donde se presenta el triste panorama de la forma en que opera la democracia en México, se exhiben las cantidades millonarias que de nuestros impuestos se pagan a quienes ocupan las cámaras legislativas y se reflexiona sobre lo infructuoso que ha sido esa "inversión" a lo largo de la historia.

Recientemente, uno de esos mensajes inició un intercambio de opiniones entre mis amigos; a continuación extraigo y comparto la mía...

Tengo presente esa campaña de Pedro Ferriz, "No a los pluris", misma que fue seguida con buena intención por cantidad de mexicanos, pero que pretende aprovechar el desconocimiento de muchos en torno a la función que tiene la figura legislativa "plurinominal" en nuestra incipiente democracia... Los argumentos de Ferriz son muy elocuentes, pero detrás de ellos se esconden las ya conocidas inclinaciones totalitaristas y ultraderechistas de este mercenario de la comunicación: limitar o nulificar la representación de las minorías o sectores en condición de marginación (mujeres, grupos étnicos, religiosos, lingüísticos, discapacitados homosexuales) en el ámbito legislativo de nuestro país. Sobre las ventajas y desventajas de conformar distritos plurinominales hay mucha información interesante.

Recordemos que Pedro Ferriz intentó silenciar la voz de Carmen Aristegui y Javier Solórzano al despedirlos de su empresa Grupo Imagen porque ellos se negaron a silenciar los crímenes del P. Marcial Maciel; recordemos su actuación mediática en el desastre de la mina "Pasta de Conchos", cuando defendió a capa y espada las reprobables gestiones de empresarios y funcionarios públicos que no garantizaron la seguridad de los trabajadores. También es Pedro Ferriz quien aplaude la posibilidad de volver a la "reelección" como sistema de "rendición de cuentas", pero evade cuando le hablan de "revocación".

Yo también quiero que gastemos menos en privilegios de paraíso para los que se dicen "servidores públicos", pero no a costa de (terminar de) vendarnos los ojos y taparnos los oídos ante lo que tienen que decir los sectores que históricamente han sido ignorados en nuestro país.

Pensemos en los focos de luz que hay en casa. Los que usan resistencia gastan hasta 80% más que los fluorescentes (ahorradores) para ofrecer la misma iluminación. Bajo la lógica de Pedro Ferriz, al darnos cuenta del tremendo gasto que estamos haciendo en focos de resistencia, deberíamos dejar de usar focos, pasar las noches a oscuras en lugar de cambiar los focos por unos ahorradores. Eliminar la figura del legislador plurinominal "porque nos sale muy caro" me parece así de absurdo, cuando lo que hay que hacer es ajustar el consumo, solicitar rendición de cuentas a quienes ocupan esos cargos y, obviamente, votar mejor: votar por la plataforma política y no sólo por los individuos cuyas caras aparecen en la propaganda y la papeleta electoral.

16 de febrero de 2012

Si yo fuera Cerebro, el amigo de Pinky

Si yo fuera Cerebro, el amigo de Pinky, cuando éste me preguntara diariamente:

-- ¿Qué vamos a hacer esta noche Cerebro?

Yo contestaría con la misma invariabilidad:

-- Lo mismo que hacemos todas las noches Pinky: ¡Tratar de quitar Windows de todas las computadoras del mundo!

Inspirado en este trino.

14 de febrero de 2012

Sin días como estos, loco por ti

Pista 3 by Buena Fe & Frank Delgado on Grooveshark
Sí, es "Día de San Valentín", todo el mundo compra, escribe y ofrece detalles como borregos... Hasta nosotros...

Sin días como estos sería  aún más romántico escribir que te amo de mil un maneras, como lo he hecho en cada uno de mis vuelos en la blogósfera.

Sin días como estos sería menos cursi pasearse por una tienda y adquirir trozos de tela, piel, metal o cristal para adornar tu belleza, aunque tu desnudez no requiera adorno alguno.

Sin días como estos, mosqueados entre tanta miel, con los sentimientos enterrados al centro de millares de "publicidades", el amor se asomaría con menos timidez, porque nunca se le ha podido exigir que aparezca por obra de ningún tipo de hipnosis o insistencia conductista.

El caso es que, aunque sin días como estos sería más auténtico vivir el amor, es en un día como hoy, igual que en cualquier otro, igual que en todos los días que han pasado desde que te conocí, que me sumo a la borregada lo más "por fuera" que puedo y vuelvo a escribir que estoy inequívoca e inexorablemente Loco por Ti.

11 de febrero de 2012

De regreso a la nave

¿Hola? ¿Hay alguien ahí? *Escucha el eco de su voz*

Cuatro meses exactos desde la última vez y la nave sigue aquí, recolectando vuelos, coleccionando recuerdos que se difuminan como las estelas de los cometas y que parpadean como la luz de las estrellas que vemos aún millones de años después de que se han extinguido. *Hace un recorrido breve*

Dieciséis semanas sin tomar el timón y las visitas siguieron llegando, algunas dejaron una, dos, muchas notas de su paso por aquí, las descifro y las pongo en su lugar; ha pasado algo de tiempo, es fácil confundirse cuando aprendes que se puede volar sin nave porque ya tienes familia y ésta constituye la principal fuente de aventuras... Es fácil evadir la antigua necesidad de escribir bitácoras de vuelo, porque cuando aquello que no parecía lo que era, comienza a ser mucho más de lo evidente, hay que reajustar la distribución de energía o terminar contento pero enfermo de cansancio. *Toma el timón*

Ciento veintitrés días  después me siento preparado, con todos los ajustes hechos para emprender nuevos vuelos con esta nave y conquistar nuevos mundos vírgenes, únicos, íntimos, virtuales donde ampliar el territorio de nuestra nación  y dejar una huella poética y lírica entrelazada con nuestras aventuras en el mundo real, donde soy Leonardo, donde soy tu esposo y tu sombra Silvia, donde somos padres y aprendemos a seguir siendo amantes día a día. *Respira hondo*

Alrededor de dos mil novecientas sesenta horas han pasado desde que escribí sobre mi último anhelo. Y es que, hasta entonces, de eso se trataban estas bitácoras de vuelo, de ansias, deseos, sueños, apetencias y hasta agonías ante la frustración de nuestras distancias... Por eso quería volar, para alcanzarte... Y cuando lo conseguimos, esta nave pasó a segundo plano; pero hoy entiendo que tú quieras verme seguir a bordo de ella, porque siempre ha sido la fuente de nuestra frescura y el medio de nuestras búsquedas y encuentros... Y aquí estoy, retomando el timón y emprendiendo un nuevo vuelo que inaugura muchos más, por ti, por mí, por nosotros y a veces hasta por el mundo que nos rodea. *Sonríe y vuela*

Trinos al vuelo