3 de diciembre de 2008

Dígame usted ¿por qué no comenta?

Si ya se detuvo unos segundos de su valiosa existencia en este humilde espacio de expresión, ¿qué le cuesta decirme si alguno de mis hijos (léase entradas o "posts") le gusta, le disgusta, le hace hervir la sangre o algún otro elemento hervible de su cuerpo, le da dolor de cabeza, le causa cólicos, le trae recuerdos, le despierta una fobia, le da hueva, le jode el día, le roba una sonrisa, le causa una erección, le da cosquillas, le inquieta, le preocupa, le sirve, le cura una vieja herida, le invita a no volverse a acercar a un blog en su vida, le exprime una lágrima, le causa comezón, le marea, le inspira, le asusta, le pone en trance, le desvela, le saca hongos en los pies... ? ¿Qué le cuesta eh?

Ah, ¿que no sabe cómo? ¿que ni siquiera sabía que se podía? Abajito de cada "post" hay un enlace (esos textos a los que se les hace "clic") que dice "comentarios ¿y el tuyo?". Le invito a practicar con esta entrada, baje unos centímetros su vista y ubique la "flechita" encima del texto mencionado, haga clic y escriba algo como "No estés chingando, ¿no tienes algo más interesante que escribir?"

10 comentarios:

  1. "No estés chingando, ¿no tienes algo más interesante que escribir?"

    Jajajajajajaja, ¡es broma!... eso si que no me gustaría que me lo pusieran en los comentarios en mi blog. Respondería como dice en el manifiesto del bloggero (que publique hace algun tiempo aunque no soy la autora del mismo) "Es mi blog, yo me lo cocino, yo me lo como"...

    Y como yo me lo cocino, y yo me lo como cuando alguien lo lee y comenta lo que me has comentado tiende a provocarme dejar mi mente en "blanco" ... jajaja, es que jamás pienso que alguien pueda leerlo y cuando alguien lo lee pienso que lo que pongo puede no resultar interesante y eso me deja pensando un rato para llegar a la conclusión: pobresitos esos que se pasan por mi blog y casualmente lo leen. Y aunqe tengo a Andre y Hector (mis dos únicos lectores) ya estan acostumbrados a mi jaja, saben que descartar y que leer por eso ya no lo lamento tanto por ellos.

    En fin, con todo y lo que lo lamento por ti me he alegrado de recibir tu comentario... mención aparte tienes el titulo ganado de ser el primer "seguidor de mi blog" (gracias a ti supe que existía ese gadget jojojo) Gracias x eso.

    Cuidese Leo... nos seguimos leyendo!!

    Nuevamente, GRACIAS ^^

    ResponderEliminar
  2. No sabes como me encanta tu blog, me gusta todo y cuanto escribes, tienes el don tan especial de escribir todo lo que piensas y sientes... sigue así te seguiré escribiendo y leyendo ok?...

    ResponderEliminar
  3. Me causa envidia!

    Hey! tienes más comentarios y comentantes que yo y no estas satisfechoO!

    Hombres insasiablez!

    ResponderEliminar
  4. La verdad… me causaste mucha risa, por cada una de las palabras que pusiste entre “cómas”, no sé porque, pero hiciste que recordara aquellas medicinas baratas que venden en las calles que te curan todo por solo $20.00 (algo así como: ¡llévele, llévele!, las dos gotitas que le curan el dolor de cabezaaaaa, estómagoooo, le limpian los riñoneeees, le ayudan al corazooón, mejoran la memoriaaaa, algo así, pero bueno…
    Con esto no quiero decir que lo que escribes sea malo, ¡para nada!, aunque alguno de tus hijos si me ha causado por lo menos tres cosas que mencionas y pienso que es favorable, solo por el hecho de despertar algún sentimiento o inquietud.
    Por último, debes saber que muchos no somos partidarios de escribir ¡pero no te sientas mal!, te aseguro que lo visitan más personas de lo que tú piensas.
    ¡Sigue escribiendo, me gusta conocerte!

    AHSOC

    ResponderEliminar
  5. Gracias por las líneas dedicadas, me han encantado,hecho feliz y sorprendido.

    ASOHC

    ResponderEliminar
  6. oh en realidad hay toda una teoria sopbre la gente que lee y no comenta, la puede buscar en wikipedia señorito , oh, por cierto, felices navidades de intrepido frio, yo tambien creo que sabina tenia razon, como esta usted? le mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues vera Sr. L. Usted sabe que muchos de tus textos (como el penultimo) me sacan de quicio y me amargan del dia, asi que en ellos no comento para no amargarte tambien, y no perjudicarte... eso de(creer) saber demasiado es malo solo puede hacerte quedar mal o hacerme quedar mal(para eso te escribo cartas)... asi que en cierta forma aplico la autocensura, pero sabes que en muchos otros alego hasta lo que no, jeje e incluso me han sacado alguna lagrima por la inspiración, y no me lo calló, a menos claro que esten tan inspirados que me dejen sin alientos sin palabras y eso es dificil, pero eres de las pocas personas que pueden decir eso... jeje, asi que dire que hagas lo de siempre "no me regañes, orientame"

    ResponderEliminar
  8. Eso fué desesperado!

    ahora por cierto soy norteño, casi limítrofe con cardel...

    ResponderEliminar
  9. ♥* §нэі£a♪ *♥: Es bueno saber que ya sirvió de algo esta entrada... Seguro que tienes muchos tímidos admiradores de tus escritos.

    bx!: Ojalá sea envidia de la buena. Yo te envidio la transparencia...

    Anónimo(s): No tooodo lo que pienso y siento, pero casi ;-) para mí la mayor bendición que alguien puede experimentar es la de hacer reír a alguien... ¡Gracias! y "Que no le digan que no le cuenten..."

    Mentirosa: como siempre haciendo honor a su nombre... Lo busqué en Wikipedia y no lo encontré :-p y bueno, lo de "señorito" pues... Jejeje, felices navidades.

    Claudia: ¿El penúltimo contando éste? "Odio quiero más que indiferencia..."

    ka!: ¿Desesperado? Y eso que aún no llega la cuesta de enero... Por cierto, el último número de mi número no es "XD"sino "LX" jeje.

    ResponderEliminar
  10. El penúltimo sin contar este (¿novio fugitivo?) te escribi una carta algo larga el respecto pero por lo visto lees mas seguido tu blog que tu correo, jeje, ya decia yo que era algo extraño que aun me hablaras... mejor no leas tu correo aun (no te vaas a enojar)y aprovechando que lees esto mas seguido, es en serio lo del asilo...

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo