20 de septiembre de 2008

A quién

A quién se le exponen estas verdades,
éstas que se retuercen en las neuronas
y fluyen en la sangre como amenaza al corazón;
estas sensaciones nostálgicas sin remitente
que invaden el alma de soledad y sinsentido.

Quién recibe las postales sin procedencia
escritas desde la duda y el vacío existencial;
a quién se le dispara sin deseos de matarle
y se queda enfrente mostrando una sonrisa.

A quién cantar los versos que no encajan
con nadie ni con nada del presente
y que se quieren dedicar sin más espera.

Habrá que publicar algún urgente anuncio
como: "se solicita intérprete de sueños"
con la confianza puesta en que alguien venga.

Nota curiosa: una hora después de escribir esto, acudí a presenciar una puesta en escena de "La Lección" (Eugène Ionesco), sin tener idea de lo identificado que me sentiría con los planteamientos de fondo. La obra fue presentada (diría yo magistralmente) por el Grupo de Teatro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, bajo la dirección de Armando García, en el Centro Veracruzano de las Artes "Hugo Argüelles".

2 comentarios:

  1. Me siento aludida, pero me pasa seguido contigo, asi que simplemente dire aqui estoy. que no soy experta, pero conoces como interpreto sueños. Tan asi que cuando escribias esto posiblemente estaba dormida con la sensacion de que hoy habias escrito algo.

    (aunque tambien puedo decir que no hay nada que decir, y simplemente es bello)

    ResponderEliminar
  2. Debo confesar que:
    Me declaro fan de tus poemas,
    ojalá pudieras por lo menos ver
    la sensación que estos me provocan.
    A veces me asustan, a veces me llenan de melancolía, a veces me hacen enojar, pero muchas más veces me gustan y al final sólo dibujan una sonrisa... llena de miedo, melancólica, enojada o feliz pero finalmente, sonrisa!

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo