5 de enero de 2008

Círculos viciosos - Tomo 1, capítulo 1


- Dice tu admirador secreto que su curiosidad está venciendo a su prudencia
- ¿Ah sí? ¡Y qué espera!
- Te he dicho que no te conviene
- Eso no lo sabremos hasta que... ¡Pues hasta que lo sepamos!
- ¿Y ése al que admiras tú en secreto?
- No funcionará
- Eso no lo sabrán hasta que lo intentes ¿no?
- No lo puedo intentar... ¡Qué vergüenza!
- Sí, supongo que sería vergonzoso
- Si me dijeras quién es...
- No te conviene
- Eso no lo sabremos hasta que... ¡Otra vez!
- Llevamos semanas así, tan fácil que sería que la gente se aventara a hacer esas travesuras en las que tanto piensa ¿por qué no te avientas?
- ¿Por qué no le das ese consejo a mi admirador?
- Porque no te conviene...

Cualquier semejanza con cualquier realidad, es mera coincidencia
Acerca de la imagen

2 comentarios:

  1. jeje, bueno, ya te lo dije, me encanto, la leeria una y otra vez, pero la verdad es que la vivimos una y otra vez, tal vez no hablando de admiradores, pero si de necedades, pero que quieres, asi eres tu y asi soy yo... y asi seguiremos, o eso parece, por un buen tiempo...

    ResponderEliminar
  2. Me encantó!!!
    Un beso a mi admirador (es)...

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo