11 de enero de 2009

Constantemente imagino

Que durante veinticuatro horas soy capaz de recordar todos mis pendientes y realizarlos uno a uno sin contratiempos, sin llamadas inesperadas, sin una interrupción ni distracción, imagino que concluyo todas mis tareas y por fin puedo comenzar de cero sin dejar que nada más se me vuelva a acumular: el trabajo de titulación de la maestría que parece añejarse "en barricas de roble blanco", el proyecto para hacer más productivos mis veranos, las talachitas de la oficina, la organización de innumerables papelitos "importantes" (que, por más que les erradico del escritorio, se vuelven a acumular a la velocidad de la luz), darle una refrescada a mi portátil, detallar y ajustar algunas sesiones de clases (aunque nadie más que yo note el cambio), mi plan de conquistar al mundo (por lo menos el mundo que hay en mi cabeza que ahora mismo parece tenerme conquistado a mí).

Y constantemente vuelvo a mi realidad, habiendo consumido veinticuatro minutos de mi vida en imaginar que no desperdicio ni un segundo, robándome veinticuatro segundos más para concluir que lo que imagino no sólo es imposible, sino que me encuentro caminando en una ruta que conduce al lado opuesto de ese horizonte.

También acabo de decidir tomarme veinticuatro palabras más para afirmar que no hablo de perder el tiempo, tan sólo de disfrutarlo, aunque sea con estupideces.

Y quizás le haya robado a alguien veinticuatro de sus segundos ocupados en contar que el enunciado anterior tiene en realidad veinticinco palabras... Pero quizás también le haya robado una pequeña sonrisa.

5 comentarios:

  1. pues si te robaste una pequeña sonrisa, en el dia y el minuto exacto que debias robarlo, gracias :)

    ResponderEliminar
  2. see.. la imaginación es un arma peligrosa, pero ha! como entretiene, saca de apuros y hasta divierte.

    Ahora mismo me imagino a mi comprando "el original hongo michoacano" que no me quita la vista de la tele. aww! que aburrida es la tele de madrugada..

    demasiada información... bye

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué hacer? Imposible evitar la perdida de tiempo, solo de pensar en ello se van perdiendo instantes.

    En mi caso (agregado aparte) así como se me acumula el tiempo perdido, de la misma manera sucede con la basura (no te pasa eso?? es terrible y desesperante =P)

    Lo único que nos queda por aguardar es que ese tiempo perdido sea el mínimo del potencial probable.

    Kimchi kisses desde Mty. México

    ···Sнєila

    PD. Y no fue una, si no dos. ^-^

    ResponderEliminar
  4. Este post tienes que enmarcarlo. Excelente por donde lo veas.

    Un saludo.

    Por cierto, se me vino a la mente una frase sacada de una canción de rockdrigo :

    "¿Que hacer con tu ser? Que nunca esta a gusto de tener y deber"

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, si vies en el puerto estas invitado a mi fiesta.

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo