20 de enero de 2009

Si te preguntas

cuántas estrellas hay en el firmamento,
cuánto tiempo hay entre una sonrisa y otra,
cuál será el clima que hará cada día del próximo mes,
a qué fecha y hora exactas dejarás de vivir,
quién será la próxima persona que cambiará al mundo,
qué tal olía tu aliento durante la tarde de ayer,
cuántos años nos quedan antes de matarnos por agua,
cuál será el nuevo combustible definitivo,
cuándo te empezarán a olvidar si te vas,
dónde estarás la próxima vez que llores,
cómo hacerle cosquillas a un elefante africano,
no esperes que te responda con una verdad científica,
ni siquiera esperes que finja interés en tus dudas,
encuentra tus propias respuestas y ten paciencia,
experimenta y conserva tan sólo la siguiente certeza:
poco, de ninguna manera, jamás, por nada, por nadie,
en ningún lugar, podré olvidarme de ti.

4 comentarios:

  1. Interesante texto, ese es el tipo de "cursilería" que ¿mas me agrada? ó ¿menos me desagrada?

    Creo que entre lo romantico y yo hay un trato de libre no comercio.

    Hablando de estética, el texto es geníal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. me gusto, es una pena que no me lo dediques... pero bueno realmente nunca me habia preguntado como hacerle cosquillas a un elefante =/

    ...Pero sabes bien que me he preguntado cosas peores =P

    ResponderEliminar
  3. Y cuando por fin encuentre
    mis propias respuestas...?
    Debo seguir conservando ésa
    certeza?...

    Es genial todo lo que puede hacer la inspiración no?

    saluditOs!! :*

    ResponderEliminar
  4. Nunca nos olvidaremos, sino todo lo contrario!!!
    Estaré contigo los días que me restan en esta vida y los que tenga en la otra vida también!

    Beso, abrazo y apapacho!!!!!

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo