10 de julio de 2009

Un altar para Mario Benedetti (Haiku informal)


Que se fue
y queda su esencia
a luchar contra el olvido
-
Y en su buzón
no hay más tiempo,
ha cambiado su destino
-
Miles de botellas
nos flotan en el mar
llenas de tentación
-
Ha cumplido su estrategia
recurre a él cada corazón
que ama sin saber y sin pretexto
-
Se fue a su paraíso
a vivir en plenitud
sin pedir permiso
-
Nos deja jodidos
más que radiantes
y también viceversa
-
No ha querido salvarse
ni quedarse con nosotros
solo dejar sus señales
-
Que siga su consejo
y no olvide que esperamos,
que no destruya el camino de regreso



Sin el refuerzo de costumbres como los novenarios, ofrezco este altar a los 54 días de una dolorosa pérdida, como demostrando que el olvido está lleno de memoria: En honor a Mario el de rostro sincero, el de paso vagabundo, el del llanto por el mundo, el que fue pueblo...
Se invita a que las ofrendas de este altar sean comentarios sobre poemas del Uruguayo.

2 comentarios:

  1. "Eras sí pero ahora
    suenas un poco a mí.
    Era sí pero ahora
    vengo un poco de ti.
    No demasiado, solamente un toque,
    acaso un leve riesgo familiar,
    pero que fuerce a todos a abarcarnos
    a ti y a mí cuando nos piensen solos"

    Es cierto Mario, ahora sueno un poco a ti, ¿será porque fuiste el primero ajeno que reconocí inmediatamente? será porque el que lea lo que escribo o lo que pienso te reconoce inmediatamente a ti o porque
    "ya no se si soy en vos
    o vos terminás siéndome.
    ¿Cuál de los dos será
    después de todo
    mi soledad legítima?"

    "Quién hubiera dicho
    que estos poemas de otros
    iban a ser míos"

    Así pues
    desde este misterioso confín de la existencia
    los poemas de otros (los tuyos) me ampararon como árboles
    con nidos o sin nidos
    poco importa
    no me dieron envidia sino frutos
    esos otros están
    aquí (ya dentro de mi)
    sus poemas
    son mentiras de a puño
    son verdades piadosas
    están aquí
    rodeándome
    juzgándome
    con las pobres ideas que les di a esas ricas palabras

    a veces tienen lo que nunca tuve
    a veces aman lo que quise amar
    a veces odian lo que estoy odiando
    de pronto me parecen lejanos
    tan remotos
    que me dan vértigo y melancolía
    y los veo minados por un duelo sin llanto

    y otras veces en cambio
    los presiento tan cerca
    que miro por sus ojos
    y toco por sus manos
    y cuando odian me agrego a su rencor
    y cuando aman me arrimo a su alegría

    quién hubiera dicho
    que estos poemas míos
    iban a ser
    de otros.

    Así es que mi querido Beneedeti
    no creo nunca creeré
    este falso abandono
    porque estas donde menos
    lo espero, pero siempre estás.

    Fragmentos poemas M. Benedetti

    ResponderEliminar
  2. * "Después de todo la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida"

    * "Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio"

    * "No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices"

    Son algunas de las tantas frases del Sr. Benedetti :)
    Para los que tienen alma o espíritu de poeta o para los que por lo menos lo intentan éste hombre fue una gran inspiración...
    Algunos de mis favoritos: "Viceversa", "Corazón coraza" y "Táctica y estrategia".

    Saludos!...

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo