26 de diciembre de 2007

Buscar razones

Hay que buscar muchas razones para no aventurarse y huir de la exquisita invitación de la vida a sustraer cada una de sus esencias de alegría, tristeza, pasión, ira y ternura.

Hay que buscar muchas razones para equilibrarse, para no resbalar en la pendiente de la exploración y la curiosidad... Hay que encontrar esas razones para madurar sin envejecer.

Pensamientos propios en ratos de insomnio

1 comentario:

  1. hola, encontré tu blog nomás de ocioso picando en mi perfil a ver a quienes les gustaba la película de Claroscuro... y resulta que también te gusta Sabina, Aute, Silvio, Los Beatles, Les Luthiers, Ángeles y Demonios, Momo, El hobbit... en fin, muchas cosas que a mi me gustan.
    Y saber que no soy el único que se pone a escribir cosas en noches despiertas es algo muy bueno.

    Seguiré leyendote.

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo