20 de marzo de 2013

Un óleo de Chagall invisible

♫ Los amores cobardes no llegan a amores ni a historias se quedan allí, ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar ♫ 



A unas horas de celebrar otro aniversario de valentía, aquella que le apostó al amor, aquella que nos puso al filo de las circunstancias y que se convirtió en la tinta de esta historia que seguimos escribiendo... Un 21 de marzo decidimos que no huiríamos como gaviotas, que le cantaríamos su canción al amor y nos convertiríamos en oradores para conjugar ese verbo en nosotros mismos: Nos hicimos novios y hoy somos esposos y padres, estamos pintando un cuadro de Chagall pero no podemos verlo, porque estamos ahí dentro... Gracias a Dios.

Te amo.

1 comentario:

Trinos al vuelo