26 de enero de 2010

Persianas ausentes

aburrido
comprando unas persianas,
en un espacio frío,
lento, infértil.

ansioso
esperando tus mensajes,
en este medio insípido,
ágil, luminoso.

inspirado
descubriendo una musa,
en este instante absurdo,
inesperado, infeccioso.

cansado
soportando este negocio,
en esta ausencia tuya,
extensa, dolorosa.

enamorado
soñando tu presencia,
en esta piel sedienta,
inquieta, palpitante.

asombrado
imaginando tu pasión,
en un lugar cercano,
diferente, salado.

atarantado
continuando esta vida,
en este mundo vacío,
en esta existencia sin ti.

esperanzado
imaginando las persianas,
en ese cuarto contigo,
corregida la aurora y la vida.

Vuelo despegando desde el área de "atención" a clientes de una tienda departamental

"Que las persianas corrijan la aurora..." (Joaquín Sabina)

3 comentarios:

  1. se que lo vas a tomar a mal, pero te dire lo que siempre le digo a otro amigo "YA SUPÉRALO"

    ResponderEliminar
  2. Aburrida, ansiosa, inspirada, cansada, enamorada, asombrada, atarantada y esperanzada!!!

    Existirá algo que nos tenga en estados tan parecidos??? Jaja...

    Simplemente, extraordinario!

    Hay que agradecerle a la "musita", y es que cuando la inspiración llega, hay que aprovecharla!!! Me gustó...

    Beso, abrazo y apapacho!

    ResponderEliminar
  3. Ya llegaron las persianas!!! :D

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo