17 de septiembre de 2009

Expectativa

A esa sensación de experimentar la posibilidad de lo imposible,
de flotar por un instante y perder de vista el suelo a la orilla del abismo,
a ese vaivén del alma indecisa que se entrega y se arrebata,
que se despide sin decir adiós, con una advertencia en la mirada...

Al desesperante soplo de impaciencia perfumado de placer,
invisible anhelo terrorífico, angustia sublime e inexhalable,
serpiente encantadora que devora el tiempo y lo digiere en infinito,
luna nueva que sugiere no llenarse nunca más, penumbra, esperanza...

A aquellas acciones de evasión que esconden una invitación,
a esos besos ultravioleta quemando las promesas, transformándolas,
sintetizándolas en energía para nuevas posibilidades, nuevos horizontes,
vuelos de feliz destino o tragedias irremediables escritas en indeleble...

A eso, llámele usted expectativa y aguántese el dolor, espere;
no se apresure a bautizarle como incertidumbre, no se angustie,
ahora déle un beso y levántese, ponga la frente en alto, camine,
mire aquél horizonte difuminado, entonces corra y enseguida, vuele...

5 comentarios:

  1. ps, obvio no?...

    pero sigue siendo mas facil decirlo que hacerlo....

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes, "Nada significa nada", el tiempo traera sus propias decisiones.

    Piensa positivo para que vengan las cosas buenas.

    Un abrazo!!!!!!!!!!!!!

    NPS

    ResponderEliminar
  3. Esa palabra suena a grosería, cuando una expectativa no se cumple haaa como jode.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con el “Anónimo” (2do comentario). Mente positiva, en todo.
    Un beso y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Y sin vender telones ni abismos... se fue la incertidumbre y con ella el peligroso deseo de lo imposible, para dejarnos ver nuestra absurda realidad... dejando también las ganas y el anhelo de las vivencias que no llegarán, dejando una imagen y un recuerdo que dormirá en la mirada alimentando el silencio eterno de un anestesiado corazón...

    Y por eso me aguanto el dolor, y enseguida vuelO, porque sabes que sí sé volaR...

    Un besO!*

    ResponderEliminar

Trinos al vuelo